El Salvaje Tom Hardy Y Otras Razones Para Engancharte A 'Taboo' En HBO

Hay un boom de series y estamos saturados. Es casi imposible llegar a todas sin sufrir de insomnio crónico, pero estamos tan enganchados a todo que no podemos dejar de recomendároslas, una tras otra. Las productoras de Reino Unido se están poniendo las pilas y añadiéndonos más trabajo. Hace poco nos llegaron joyas como Lovesick o ese regreso tan esperado de Sherlock.

Y como saben que les amamos, las grandes estrellas del cine se están sumando al fenómeno seriéfilo, así que, entre otras cosas, nos vemos obligados a pasar de Benedict Cumberbatch al mejor Tom Hardy. Existen un montón de razones para dejarnos encandilar por su nueva serie producida por la HBO, Taboo, más allá de ver a Hardy sin camiseta. Aquí te dejo unas cuantas, por si esa no te parecía suficiente (que lo dudo).


Siempre Hardy

Vale. Nos repetimos más que el ajo y esto no te ha venido por sorpresa. La primera razón para ver Taboo es que sale él. Repetimos, ÉL. Si nos dieran la opción de elegir a un solo hombre de entre todos los actores debería ser este inglés perversamente adorable. Cierto, dejar fuera a Michael Fassbender es una decisión terriblemente jodida, pero ahora estamos con Hardy y en Taboo nos conquista desde la primera escena, en taparrabos y luciendo unos tatuajes que ni Adam Levine. ¿Y qué hace en la serie? Buena pregunta, vamos a hablar de ella. Ahora en serio.


Su personaje

James Keziah Delaney vuelve de entre los difuntos a una Londres de 1814 que ya no contaba con él, porque se le creía muerto en África y aparece vivo en su propio funeral (¿WTF?), prometiendo venganza y hacer cosas muy insensatas. Ademas, exhibe físico y unos potentes andares que combina con esa curiosa vestimenta, sombrero incluido. Delaney va a comportarse como un ‘negro’ (un salvaje, en la época) en mundo de blancos (tan civilizados y correctos todos), un tipo que se enfrenta con el propio Estado británico. Su personaje nos recuerda mucho al que interpretó en El Renacido, donde hizo sombra al mismísimo Leonardo DiCaprio. Y eso era complicado.

El papel de Hardy, oscuro y lleno de fantasmas por su terrible aventura como expedicionario, regresa a un país que se encuentra inmerso en una guerra contra Estados Unidos. Por si fuera poco, regresa a Londres cuando acaba de morir su padre, un hombre muy importante que le deja una herencia en forma de tierras demasiado golosa. Tanto, que empezará la serie luchando por ellas contra los poderes fácticos, su cuñado y su hermanastra, Zilpha Geary (Oona Chaplin). Los tiene bien puestos, avisamos.


El camino de Peaky Blinders y LockeImage result for tom hardy peaky blinders gif

No se puede entender el ‘hype’ de Taboo sin haber visto antes Peaky Blinders, ya que ambas series tienen el sello de la BBC y, sobre todo, la firma de Steven Knight. Este escritor y director es un amante de la historia mezclada con la mejor acción, por eso nos encandiló con esos mafiosos de la Birmingham de entreguerras y lo ha vuelto a hacer con esta producción de ambiente turbio. De hecho, la relación de Knigth con Hardy empezó con Peaky Blinders, pero también con la película Locke, donde se pasa 80 minutos conduciendo un coche y, aun así, nunca pierde nuestro interés. Forman una pareja perfecta, al nivel de Paolo Sorrentino y Jude Law en The Young Pope. 


Oona Chaplin

Taboo Oona Codigo Nuevo

La actriz española, conocida mundialmente por su papel de Talisa Maegyr en Juego de Tronos y ese famoso capítulo de La Boda Roja, se reivindica nuevamente en otra serie internacional. Ella es Zilpha Geary, la hermanastra de Delaney, con el que comparte un pasado oculto que se va a ir desvelando conforme avance la miniserie (solo tiene 8 capítulos). De momento, van dos capítulos y Geary es pieza clave en sus decisiones sobre la herencia, por lo que precedimos un futuro tumultuoso en el cual esta actriz va a crecer con su personaje, intentando abandonar para siempre la etiqueta de nieta de Charles Chaplin.


La magia de Inglaterra

Hardy Taboo Codigo Nuevo

Parece evidente que la historia de este país nos está enganchando y, mientras esperamos más capítulos de The Crown, creemos que Taboo es perfecta para saber más sobre Inglaterra y los años previos a la Época Victoriana. A principios del siglo XIX y situando al Imperio Británico como poseedor de la hegemonía mundial, muchos países se embarcaron en una carrera de colonización, invadiendo y conquistando territorios por todo el mundo. Todas las naciones buscaban acumular tierras que suponían llaves comerciales, básicas para la economía de la época.

En la serie, los terrenos que pertencen a James Keziah Delaney (Hardy) es Nutka (Canadá), por cuya conservación luchará también contra la Compañía de las Indias Orientales, además de intentar sobrevivir contra aquellos que le han perseguido durante años. Él es un héroe en un mundo que todavía vive impregnado de racismo y esclavitud, un valiente que irá vengándose de todas las puñaladas recibidas a su familia, regalándonos un personaje que, si bien se parece físicamente al de El Renacido, en esta ocasión su trama de revancha irá justo al revés. Confesión CN: Hemos comprado muchas palomitas para ver los 6 capítulos que faltan.