Todo Lo Que No Sabías Sobre El Erotismo Dorado De Klimt

"Cuando pinto, uno de mis mayores sentimientos de placer es la conciencia de que estoy creando oro"

Reconocer un cuadro de Gustav Klimt no es difícil: estilizadas figuras, casi siempre femeninas y normalmente desnudas, que destilan elegancia bizantina y erotismo feroz. Este pintor universal, nacido en Austria en 1862, regaló al mundo unos rostros y manos realistas en armonía con figuras geométricas. Belleza y sensualidad envueltas en mares dorados, el sello de Klimt desde que su padre, grabador de oro, falleciera en 1892.

Y aunque su cuadro El Beso tiene la fama mundial que merece, Klimt es mucho más que un sólo lienzo. Su extensa obra quedó justificada en su texto Comentario sobre un autorretrato inexistente, en el que afirmó ser "un pintor que pinta día tras día, de la mañana a la noche... Quien quiera saber algo de mí, (...) debería mirar cuidadosamente mis cuadros". Y le hacemos caso: estas son las pinceladas de una vida dedicada a la creación de un arte brillante, puro y pulido como el oro, el mismo que siempre le sirvió de inspiración.

klimt codigo nuevo Vida y muerte (1916)

Vida y muerte (1916)

De su vida privada se sabe más bien poco. Solía andar por su casa con una especie de camisón y sandalias, le apasionaba el arte japonés (varios de sus coetáneos, como Toulouse-Lautrec o Cézanne, también dirigieron la vista hacia Oriente) y, aunque tuvo una intensa vida sexual, siempre evitó el escándalo. Con unos orígenes más que humildes, su infancia estuvo marcada por la pobreza. A los 14 años, su ya desbordante talento le hizo merecer una beca que le permitió estudiar arte en Viena, donde se formó hasta 1890. De esta primera época nacieron sus cuadros más clásicos y realistas.

klimt codigo nuevo Frau Heymann (1894)

Frau Heymann (1894)

A principios de la década de 1890 conoció a Emilie Flöge, una diseñadora de moda de la bohemia vienesa que terminaría por convertirse en su compañera más fiel hasta la muerte. Aunque jamás se supo con certeza si fueron o no amantes, nunca llegaron a casarse y a Klimt se le conocieron varias aventuras amorosas. De hecho, se dice que llegó a tener entre tres y catorce hijos con otras mujeres desde 1890 hasta su muerte.

klimt codigo nuevo Emilie Flöge (1902)

Emilie Flöge (1902)

Ente 1891 y 1898, Klimt fue la cabeza visible de Secesión vienesa, un movimiento que aunaba a artistas naturalistas, realistas y simbolistas en una tarea de renovación del arte. Durante esta etapa, Klimt recibió el encargo de pintar los techos de la Universidad de Viena, causando un gran revuelo que le dio todavía más nombre: al contemplar su obra, las autoridades le acusaron de pornográfico. De aquellos óleos tan sólo queda el recuerdo y alguna fotografía castigada por el tiempo, porque las escuadras nazis de las SS las destruyeron en 1945.

klimt codigo nuevo Medezin (1897)

Medezin (óleo para la Universidad de Viena, 1897)

Las obras pintadas entre 1899 y 1910 corresponden a su fase dorada, la más conocida y con la que se ganó el favor de la crítica. Su viaje por Italia resultó determinante para perfilar definitivamente su estilo, muy ornamentado e inspirado en estos años por el arte bizantino. De esta etapa es su emblemática obra El beso o también el Retrato de Adele Bloch-Bauer, considerada la Mona Lisa austriaca. 

Retrato de Adele Bloch-Bauer (1907)

Klimt murió en 1918 a causa de la gripe española, dejando sus pertenencias divididas entre su familia y su compañera, Emilie Flöge. Parte de su obra se perdió tras la Segunda Guerra Mundial pero, por suerte, fue un artista prolífico del que se conserva una producción extensa que influyó en artistas como Egon Schiele.

klimt codigo nuevo La virgen (1913)

La virgen (1913)

Estos son sólo unos brochazos sobre su vida, recreada por ejemplo en la película Klimtcon John Malkovich. Sus obras hablan sin palabras. Su museo en Viena las muestra en su página web, abriendo al mundo el alma de este simbolista tan espectacular.