Una ruta de tapas en los hoteles más lujos de Madrid: ese es tu plan

Esta ruta es la excusa perfecta para colarte en los hoteles más lujosos de Madrid mientras solo haces una cosa: comer y beber un vinito. ¿Para qué más?

Ya los has hecho todo en Madrid. Todo. Has ido a los restaurantes más buenos, a los más baratos, a los de barrio, a los de cocina asiática. Crees que lo sabes todo hasta que alguien, como nosotrxs, te propone que te pases por el Hotel Tapa Tour. ¿Quéeee? Sí, una ruta de tapas de lujo en diferentes hoteles de la capital que empieza hoy y termina el 25 de septiembre.

Lo guay de esta VII edición es que cuenta con 20 hoteles repartidos por toda la ciudad donde puedes ir a probar unas tapas buenísimas y, además, super novedosas. Nada de bravas y ya está: aquí hay calidad. Como su croqueta de autor (que se marida con una cerveza de 1906), su típica “Tapa Alimentos de España” maridada con un vino de la Ribera de Duero o, lo mejor, una “Tapa Dulce”, maridada con un cóctel Cointreau. Además, todos los hoteles disponen de alternativas veganas, la mayoría servidas con kombucha orgánica Komvida.

Ahora quieres saber muy bien lo que te va a costar todo esto, ¿verdad? Pues el precio de las tapas está entre los 8 y los 10 euros. Pagas calidad, pero también pagas el acceso a hoteles, jardines y terrazas de lo más increíbles. Imagínate: un vinito, dos tapas, vistas a la ciudad con tu crush, con unx amigx, tu solitx. Vale la pena. 

Para que sepas de qué hablamos, te dejamos algunos de los hoteles más stop en los que podrás probar tapas de todo tipo. Esta es tan solo una pequeña selección, pero en la web de Hotel Tapa Tour tienes muchos más:

The Westin Palace

Por The Westin Palace han desfilado personales tan carismáticos y dispares como Marie Curie, Nijinsky, Orson Welles o Manolete. Ahora te toca a ti ir a este hotel de lujo (tiene ni más ni menos que cinco estrellas). Siéntate en uno de sus sillones y prueba su tapa de buñuelo de cocido madrileño, velo ibérico y crujiente de chorizo. ¿No suena maravilloso? Confirmamos.

Dónde: Pl. de las Cortes, 7, 28014

CoolRooms Palacio de Atocha

Todavía estás a tiempo de disfrutar de la increíble terraza de CoolRooms Palacio de Atocha. ¿La excusa? Esta ruta de tapas que te lleva hasta uno de los hoteles de cuatro estrellas más originales de Madrid. Ubicado en un antiguo palacio de 1852, su entrada, vigilada por la figura del dios Hermes y su paso de carruajes, te conduce en línea recta a un jardín secreto con una alberca. ¿Qué más necesitas?

¡Ah, sí! LA TAPA. Te recomendamos su tapa top: la carrillera ibérica estofada en mole rojo al Pedro Ximénez con base de parmentir (OMG).

Dónde: C. de Atocha, 34

Relais & Châteaux Hotel Heritage Madrid

Si lo que quieres es trasladarte al corazón de París y su Belle Époque, entonces tienes que ir a Relais & Châteaux Hotel Heritage Madrid. Un hotel de cinco estrellas ubicado en un edificio de principios del siglo XX que ha sido declarado Patrimonio Histórico, Artístico y Natural. Allí, en su restaurante Aroma, podrás probar su croqueta de autor, tapa por excelencia. ¿De qué está hecha? Te lo contamos: croqueta melosa de rabo de toro y boletus (derritiéndonos en 3,2, 1…). Tienes que probarla y el espacio, no te defraudará. ¿Quién dijo fotos? Este hotel es el escenario perfecto para renovar tu feed de Instagram, amiga. 

Dónde: Calle de Diego de León, 43 

Urso Hotel & Spa

Necesitas relajarte (y eso que acabas de volver de vacaciones). Sí, necesitas, sobre todo, ir a un sitio donde puedes comer, dormir, beber e irte de spa. Todo eso lo puedes hacer en Urso Hotel & Spa, un edificio neoclásico con más de 100 años de historia que en su momento albergó a la antigua compañía que llevaba por nombre Papelera Española. ¿Lo mejor? Que no te sentirás desubicadx en ningún momento (a pesar de sus cinco estrellas). 

Es un lugar ideal donde se combina la coctelería de autor con una gastronomía informal. ¿La tapa? AY, LA TAPA. Su tapa vegana: tostada de masa madre con guacamole y tomate cherry cocinado a baja temperatura con curry suave, brotes de cilantro y mostaza. Obvio, también puedes completar la experiencia con una tapa dulce que, en su caso, es la de tartita de queso fresco con mermelada de naranja.

Dónde: C. de Mejía Lequerica, 8