Se Rompe La Maldición Y DiCaprio Consigue El Oscar

No hay ninguna injusticia que dure para siempre y el hecho de que Leonardo DiCaprio no tuviera todavía el reconocimiento de la academia del cine norteamericana ha llegado su fin. El público de la 88 edición de la gala de los Oscar se ha puesto en pie para ovacionar al actor que lleva ante las cámaras desde su más tierna infancia y había sido nominado otras cuatro veces anteriormente. La película El renacido dirigida por Alejandro González Iñárritu le ha dado la merecidísima estatuilla al mejor actor.

Aunque en años anteriores hiciera papeles más completos como en Django Desencadenado o El lobo de Wall Street, esta vez se lo ha llevado pese a interpretar a un personaje que no evoluciona especialmente a lo largo de la película. Según parece, para ganar el Oscar, Hollywood propone que has de sufrir mucho durante el rodaje. Y en eso, el otro triunfador de la noche, Alejandro G. Iñárritu, ganador como mejor director con El renacido, es todo un experto.

Así que, si se cumplen las expectativas, poco a poco se irán llenando las plazas de muchas ciudades del mundo, como la Plaza Colón en Madrid o la Plaza Catalunya en Barcelona, bajo la etiqueta #TodosSomosLeo, una campaña que empezó como una broma en Facebook y que ha alcanzado una repercusión descomunal. En España más de 10.000 personas han asegurado, bajo la volátil credibilidad de las redes sociales, que asistirán al encuentro. En las próximas horas veremos si es verdad.

Hasta el día de hoy, DiCaprio había estado nominado en 5 ocasiones por su trabajo interpretativo. Todas se había ido de vacío. Ahora, ya podrá decorar su estantería. Para ello ha tenido que comer hígado de bisonte crudo, vestir abrigos de piel de mucho peso y sobrevivir a temperaturas de 20 grados bajo cero.

La sorpresa de 'Spotlight'

spotlight oscar codigo nuevo

La película Spotlight, que empezó la gala llevándose el Oscar al mejor guión original, dio la sorpresa y acabó una noche redonda coronándose como mejor película. La 88 edición de los premios Oscar había abierto con la gran polémica de esta edición: la ausencia de nominados de raza negra. Su presentador Chris Rock, aprovechó el tema para no abandonarlo en toda la noche e inundar el teatro de chistes sarcásticos sobre el racismo bajo la etiqueta #OscarSoWhite. Una forma de parodiar los problemas internos de la Academia.

Siguiendo la estructura de cómo se construye una película, los primeros premios fueron cayendo. La primera sorpresa alegró la noche a Michael Fassbender: la prometedora, y actual pareja del actor, Alicia Vikander se alzaba como mejor actriz de reparto por La chica danesa. La cara de Kate Winslet, también nominada en esta categoría, era un poema. En la vertiente masculina, otro inesperado: Mark Rylance ganó como mejor actor de reparto por El puente de los espías y dejó K.O. a Sylvester Stallone.

A partir de aquí, Mad Max, cogió carrerilla y se alzó con 6 estatuillas; Emmanuel Lubezki hizo historia con su tercer Oscar a mejor fotografía; la última joya de Pixar, Del revés, ganó a mejor película de animación y Amy, el retrato tierno e íntimo de la cantante Amy Winehouse, se alzó como mejor documental.

Después de que El hijo de Saúl ganara como mejor película de habla no inglesa, el vicepresidente de los EEUU, Joe Biden, presentó a Lady Gaga con todo el público en pie entre multitud de aplausos. Una reivindicación conjunta para denunciar los abusos sexuales que están ocurriendo en los campus universitarios del país. La actuación dejó a más de uno conmocionado.

El tiempo no dio para más, y después del auge de El Renacido, con los premios a mejor director y actor, llegó el descubrimiento de la mujer que consiguió hacer sombra a DiCaprio: Brie Larson, quien al igual que Leo, tuvo que someterse a un intenso rodaje, incluso se encerró voluntariamente durante un mes en una habitación.