Recuperemos La Emoción De La Infancia: 4 Lugares Donde Volver A Ser Un Niño

¿Quién no ha soñado alguna vez con volver a ser niño? A veces es sano echar la vista atrás y retroceder a la infancia, volver a ser crédulos e inocentes... Es algo así como el efecto Peter Pan, que se resistía a crecer. Conseguirlo es sencillo: sólo hay que hacer un alto en el camino, parar el reloj y meterse la piel de los más pequeños.

Una casa en un árbol (País Vasco y Cataluña)

cabaña-arbol-codigonuevo

Uno de los sueños más comunes de pequeños era tener una casa en un árbol, una casa como la de Punky Brewster, al estilo de la de Daniel el Travieso o como la que tienen Bart y Lisa Simpson en su jardín. No hay que irse muy lejos para comprobar qué se siente viviendo en lo alto de un árbol. En Girona y al sur de Vizcaya se alquilan cabañas de madera –a unos 10 metros del suelo y totalmente acondicionadas para dormir– que cumplirán con creces vuestras expectativas. Simplemente llegar a las cabañas ya es toda una aventura: se accede a ellas mediante una escalera o un puente colgante y tendréis que utilizar poleas para subir las maletas.


El Mazinger Z de Tarragona

mazinger-z-codigonuevo

Es un clásico entre los frikis del manga y para aquellos que hemos crecido con esta serie japonesa. No se sabe realmente por qué una estatua de Mazinger Z se ubicó a las afueras de El Pla de Santa María, en Tarragona a pesar de que lleva ahí desde los años 80 -cuando la serie en nuestro país estaba en pleno auge-. Cada fin de semana van por allí decenas de fans de las series japonesas, el manga y del anime para hacerse una foto con esta estatua de 10 metros de altura.


Parque Gulliver de Valencia

parque-gulliver-codigonuevo

Este parque temático es el sueño de cualquier adulto que quiere volver a ser niño. Está ambientado en la famosa novela Los Viajes de Gulliver del Jonathan Swift y os aseguro que allí os sentiréis como auténticos liliputienses. La principal atracción es una enorme escultura de Gulliver tumbado que mide 70 metros. Es tan grande que sólo se puede acceder a él a través de pasadizos, rampas, escaleras y toboganes. Es el lugar en el que todo niño valenciano ha jugado y al que los adultos llevan a sus hijos como excusa para volver a tirarse ellos también por un tobogán.


La Casa M&M's en Londres

casa-M&Ms-codigonuevo

“Se derriten en la boca, y no en las manos”. ¿Quién no conoce ese slogan? La de Londres es la tienda de M&M's más grande del mundo. Es el paraíso del chocolate. Un mar de M&M's. Cuatro plantas completas dedicadas en exclusiva a estos deliciosos cacahuetes recubiertos de chocolate. Nadie se puede resistir. A cualquiera se le hace la boca agua con decenas porque, nada más entrar, os encontraréis con decenas columnas kilométricas rellenas de M&M's de todos los colores y sabores.


Cuando nos hacemos mayores acabamos haciendo planes de mayores. Noooooo! Error. Para volver a sentirnos como niños hay otras opciones más allá de los parques de atracciones o los zoológicos. Pero lo más importante es no perder esa mirada que teníamos de pequeños al ver las cosas por primera vez, eso sí que lo podemos llevar a todas partes.