Qué hacer para estar a la moda y, además, ayudar al planeta

Conseguir prendas ecológicas y respetuosas con el medio ambiente es más fácil (y barato) de lo que parece

Tener estilo no tiene por qué ser incompatible con ser sostenible. Ya hace tiempo que se habla de la necesidad de poner freno a la fast-fashion por el gran impacto medioambiental que tiene. No solo porque cada temporada estamos comprando ropa nueva y deshaciéndonos de prendas que aún son perfectamente útiles, sino también porque la creación de este mismo tipo de ropa tiene un fuerte componente contaminante y consume muchos recursos. Por ejemplo, producir solamente unos vaqueros cuesta 7.500 litros de agua, el equivalente a lo que beberías a lo largo de siete años. 

Cuando intentamos crear un armario sostenible puede que nos sintamos un poco perdidxs y no sepamos por dónde empezar. La primera idea que seguramente te venga a la cabeza puede ser comprar ropa ecológica. Pero claro, entras a la web, ves los precios y flipas. Lo mismo pasa si miras prendas en tiendas locales que producen su ropa aquí con productos de kilómetro cero. Es normal, no pasa nada, comprar en estas marcas no es imprescindible ni necesario para tener un armario sostenible, de hecho hay opciones mucho más económicas. Te damos unos consejos básicos para que puedas tener un armario sostenible.

Tunea 

Empecemos por lo más fácil y básico: las prendas que tienes en tu armario y que ya no te pones porque consideras que están “pasadas de moda”. Esos pantalones pitillo que ya hace un año que no te pones, pero aún te sirven: córtalos y conviértelos en unos shorts. O bien esa camiseta que no te gusta siempre la puedes teñir. Intenta darle una segunda oportunidad a prendas que tienes aparcadas, pero que están como nuevas. Otra idea: ¿tienes dos chaquetas vaqueras iguales? Añádele unos parches a una para convertirla en algo totalmente único. 

@todos_somos_reciclaje ¿Conoces algún TIP más para hacer un cambio de armario sostenible? #todossomosreciclaje #tipecologico #ecotip #cambiodearmario #reducir #consumoresponsable ♬ sonido original - Javier Clemente

Segunda mano

No podemos revertir el daño que suponen unos vaqueros, pero sí podemos evitar contribuir a que se fabriquen más. Así que las tiendas de segunda mano y los mercadillos son un buen filón para crear un armario sostenible. Ciertamente, lleva más tiempo encontrar prendas que te gusten y te queden bien, pero el objetivo de un armario sostenible también es consumir lo justo y necesario

Además, comprar de segunda mano te permitirá tener prendas originales y únicas. Puedes probar en tiendas de segunda mano, como Humana, o bien rebuscar en apps dedicadas a este tipo de compra venda, como Vinted

Intercambia y dona

¿Qué hacemos con esas prendas que ya no nos quedan bien? La mejor opción es donarlas, ya sea a una organización benéfica o directamente regalársela a tus amigxs (en caso de que lo quieran). También puedes venderla en tiendas de segunda mano o en apps. Y lo mismo que donas, puedes comentarle a tus amigxs que, si tienen ropa que ya no quieren, antes de tirarla, te la den.