Cómo Serían Las Princesas Disney Si Sus Cinturas No Fueran De La Medida De Sus Cuellos

Ahora las niñas ya no quiren ser princesas, sino heroínas, como Brave o Frozen. Pero, ¿realmente hay muchas diferencias? A continuación os mostramos el trabajo de Lolyn Brantz, fan de Disney e ilustradora de BuzzFeed, que muestra cómo serían las Princesas y Heroínas Disney si sus cuerpos fueran más realistas.

“Como mujer a la que le encanta Disney y que se ha enfrentado a problemas relacionados con el físico, esto era algo que siempre quise abordar, especialmente después de ver Frozen”, explicó Brantz a la edición estadounidense de The Huffington Post.

“Aunque me encantó la película, me horrorizó que el personaje principal no hubiese cambiado respecto a los de los años 60. La industria de la animación ha estado históricamente dominada por los hombres, y creo que eso ha contribuido a que los dibujos tengan proporciones tan extremas. ¡Sus cuellos son casi siempre tan grandes como sus cinturas!”.

El trabajo de Lolyn Brantz no es el primero que trata temas de género con las famosas Princesas Disney que tanto nos han enseñado a las mujeres de hoy. Artistas como Meridith Viguet y su how to draw a Disney-friendly version of a princess, o Unhappily Ever After de Jeff Hong, son otros trabajos interesantes sobre el papel de la fábrica de sueños Disney en los cánones de belleza y comportamiento.

“Como niños no nos damos cuenta de que estas imágenes que vemos en los medios nos afectan, pero definitivamente lo hacen”, Brantz. Si modificáramos un poco las medidas de sus cinturas y no fueran tan extremas no perderían la magia, ni dejarían de ser bellas ni tampoco princesas. Parece que en el S.XXI aún quedan muchas cosas por cambiar, y no todas se cambian con Photoshop.

Ver la obra original en Buzzfeed.

Sin duda, un buen trabajo artístico para reflexionar sobre el daño que ha hecho el cine, tanto de animación como de ficción, a nuestra sociedad, pero sobre todo, a las mujeres, las cuales siempre han estado en el punto de mira. Las actuales productoras de dibujos animados podrían tomar ejemplo y empezar a enseñarle a las niñas que no hace falta tener una talla s, ni siquiera una M, para llegar a ser una mujer de cine.

Crédito de la imagen: muhimu     Música: Kevin MacLeod     Locución: Jesús Ranchal

La música empleada en esta locución está registrada bajo una licencia Creative Commons