Por qué nos preocupa que Kim Kardashian se haya quitado culo

 

El cambio de look radical de Kim, tiñéndose y deshaciéndose de sus icónicas curvas, no lleva buenos presagios

No, no eres tú. Kim Kardashian ha hecho un cambio de look total, que va más allá de haberse teñido de rubia. Solo hace falta repasar sus últimas fotos en Instagram para notar como la líder del clan luce bastante más delgada. A simple vista la miras y notas que ha cambiado, pero tampoco sabrías decir qué exactamente. Eso es porque se ha reducido las caderas y solo ha conservado el tamaño del culo. Pero, ¿por qué debería preocuparnos esto a nosotroxs? Bueno, porque es un mensaje muy claro sobre las tendencias que están llegando y van a quedarse para largo.

Cualquier cosa que haga Kim o cualquiera del clan Kardashian acaba siendo objeto de noticia y marca tendencia. En los últimos años, Kim Kardashian había apostado por una imagen en la que potenciaba las curvas, y especialmente, su trasero. Los glúteos de Kim se convirtieron en una marca personal que han dejado huella en el mundo de la moda. La fiebre por los glúteos grandes, a lo Kim, se ha disparado en los últimos años: las redes están llenas de ejercicios y dietas para aumentar el culo y la demanda de operaciones de aumento de glúteos en los últimos años ha crecido. Pero de repente, nos encontramos con que Kim se ha deshecho de su mítico culo: se ha quitado caderas y solo ha mantenido un poco de volumen en el trasero. 

Todxs estamos de acuerdo que el culo de Kim tampoco es un ideal de belleza real, pero sí que había ayudado a romper con algunos estigmas, respecto a los traseros grandes y a los cuerpos que no son delgados. Por lo que ahora no deja de resultar sorprendente, y preocupante, el cambio que ha hecho con la reversión de sus operaciones estéticas y el inicio de regímenes estrictos

Recordemos como durante la MET Gala Kim aseguró haber perdido 8 kilos en tres semanas siguiendo una dieta radical para conseguir entrar en el vestido mítico de Marilyn Monroe. En un proceso de adelgazamiento, si se hace de manera saludable, es perder un kilo o un kilo y medio por semana.

La decisión de Kim de quitarse caderas, disminuir el volumen de su trasero y adelgazar se hizo notar sobre todo en el desfile que organizó hace una semana Balenciaga. Kim lucia un traje entallado negro que resalta su figura de reloj de arena, pero se nota claramente como sus caderas se han estrechado. Este giró estético es la confirmación que la delgadez extrema está volviendo al mundo de la moda. La ropa que habíamos visto recientemente en las pasarelas y el tiro bajo ya avisaban, pero que Kim se haya subido al carro es una confirmación en toda regla de la vuelta de una de las peores tendencias de todos los tiempos.