Políticos Bailaores: Cómo Hacer El Ridículo En 60 Segundos

No está muy claro qué quiere decir el adjetivo populista, pero sí que, por alguna razón, tiene una clara connotación negativa. Se acercan las elecciones y en Código Nuevo hemos entrado de lleno en la campaña electoral. Si hace un par de semanas hacíamos un repaso por los gustos musicales de los principales candidatos a presidente del Gobierno, hoy nos fijamos en los bailes de algunos de los políticos más destacados del Estado. Una galería de los horrores en toda regla con los que los candidatos pretenden parecer cercanos y acercase a un populacho que, por primera y única vez en cuatro años, tendrá una mínima capacidad de actuación para dejarles sin trabajo. Pasen, vean y rían. Nos esperan dos meses de políticos bailando, haciéndose los graciosos y dando besos a niños.

Soraya Sáenz: La notas

Salvar a España de la hecatombe puede ser duro, pero no es, ni mucho menos, un trabajo a tiempo completo. Siempre se puede buscar un hueco para aprender coreografía con Pablo Motos.


Pablo Iglesias: La Diva Gay

Los datos de los que disponemos coinciden en señalar que Pablo Iglesias no va a ser líder de nada tras las próximas elecciones, pero siempre le quedará el consuelo de haber sido líder de esta conga en las celebraciones del orgullo gay.


Esperanza Aguirre: Pasapalabra...

La veterana política madrilleña, que se presentó a las últimas elecciones municipales sin programa porque “No sirve para nada. Nadie lo lee”, sabe bailarlo todo menos el chotis. Intentó aprender en El Hormiguero sin dejar de criticar a los populistas bolivarianos.


Miquel Iceta y Pedro Sánchez: El teletubie y su chulo.

¿Qué proponía el PSOE en las pasadas elecciones catalanas? Probablemente no tengas ni la menor idea, pero seguro que recuerdas a ese señor regordete que se ponía a bailar como pollo sin cabeza al final de cada mitín. En esta ocasión, le acompaña Pedro Sánchez, líder de su partido y candidato a la presidencia del Gobierno.