Pitonisos del culo: los videntes que leen tu futuro a través de tus nalgas

Las nalgas son el nuevo tarot. La necesidad por conocer el futuro es tan antigua como el hombre. En cualquier cultura, supuestos gurús o magos tocados por la gracia divina se han ocupado de analizar lo que dicen las cartas, las líneas de la mano o los posos del café. Pero los tiempos venideros se pueden conocer desde los 'lugares' más insospechados. El destino está ahí, esperando a ser desentrañado por las manos y los ojos expertos de los futurólogos que, en este caso según los rumpólogos, lo ven en tu mismísimo culo. En sus dos cachetes, en las líneas y los surcos de las nalgas. No, no es una broma: la facilidad para encontrar videntes dispuestos a poner su nariz a pocos centímetros de tu ano resulta pasmosa.

No hay dos culos iguales, eso es un hecho. Algunos redondos, otros ovalados. Unos con forma de pera, otros de manzana. Estriados, tersos. Caídos, respingones. Y todos, al parecer, guardianes de secretos que esperan a ser revelados. ¿Quién iba a decirte a ti que ese culo respingón que has forjado en tu gimnasio low cost puede contarte qué te depara la vida? Los rumpólogos (los expertos en examinar tu trasero a nivel espiritual) afirman que los músculos de los glúteos desvelan todas las líneas maestras vitales de sus propietarios. Son una suerte de representación del cerebro, y que basta con atender a sus grietas, estrías, hoyuelos, pliegues y verrugas para conocer los acontecimientos futuros de aquellos que los pasean bajo sus pantalones.

La nalga izquierda representa, dicen, al hemisferio cerebral derecho y en ella puede leerse el pasado y la trayectoria vital. La derecha, por contra, representa el mapa de aquello que está por venir. Y la conjunción de ambas, la forma unitaria, desvela la personalidad: ¿culo en forma de manzana?, personalidad carismática y creativa; ¿culo en forma de pera?, carácter firme y paciente; ¿culo redondo?, el optimismo y la alegría son tu sello; ¿culo 'carpetero'?, forma de ser pesimista y depresiva. Así de fácil, oiga.

Ojo, en este mundo también hay expertos de fama internacionales. Es el caso del alemán Ulf Buck, de la colombiana Bibian Arango o de la británica Sandra Amos. Aunque la gran maestra, la responsable del renacimiento de esta técnica, es Jackie Stallone, la madre de Rocky. Es la rumpóloga más mediática, y la que se ha encargado de explicar los secretos de esta técnica, asegurando que no es ninguna broma y que este método fue formulado y utilizado habitualmente por los babilonios y los griegos (aunque no hay constancia oficial de ello).

Siglos y siglos estudiando al detalle las cartas y los astros y, al final, resultará que todos nos sentamos sobre nuestro propio destino.