Qué Pesada, Tío, No Pienso Contestar

Este artículo es una 'cariñosa' respuesta a Tía, ¿Te Ha Contestado?

No hay cosa que me genere más mala leche que una tía volviéndose loca porque no le contesto a un whatsappTampoco soporto esa clase de tías que descargan su esquizofrenia paranoide con mi última conexión (creo que esa es una de las razones por las que ya no aparece en mi perfil de whatsapp).  Y no es que me importe que veas a qué hora me he ido a dormir, pero si un colega me escribe a las cuatro de la mañana, no quiero que me toques los huevos al día siguiente.

En cuanto a los mensajes sin contestar, la verdad, tengo cosas mejores que hacer durante el día que atender a tus emoticonos y tus gracias (que me encantan eh, pero todo en su momento), o quizá, si estamos hablando y dejo de contestarpuede ser que me estén llamando, mi jefe me haya pillado con el móvil o más probablemente, estoy cagando y necesito la mano para limpiarme el culo. También es probable que esté con mis amigos y lo último que pienso en hacer es mirar el móvil y si lo miro pienso: "qué pesada, tío, no pienso contestar". A veces cuando estoy de fiesta y mi chica me dice "bueno me voy a dormir", no se por qué, pero siempre me pido un copazo para celebrarlo.

Y eso de que os preocupáis por nosotros durante TODO EL DÍA  no creo que sea del todo cierto, lo que estáis es intentando controlar dónde estamos, que hacemos o con quién lo hacemos. Qué no me parece del todo mal, pero de ahí a un microchip localizador solo queda un paso.

También hay una cosa que querría dejar clara y que muchas mujeres no parecen entender. Los móviles funcionan con BA-TE-RÍ-A, y si me estás friendo el móvil a mensajes durante todo el día, es muy probable que llegue el medio día y ya no pueda utilizar mi móvil por culpa de mi cuchi-cu, o como lo llames. Porque, tú llevarás el cargador en el bolso, pero a mí entre la cartera, las llaves, el móvil, el tabaco y los huevos (que a medida que pasa el día me ocupan más espacio con tanta tontería), no me cabe.

En cuanto a vuestra salud mental y vuestra paranoia con el whatsapp, quiero hacer otra aclaración: la tenemos en cuenta, pero no le damos demasiada importancia. El amor no se mide en la cantidad de whatsapps que contestamos, y además, sabemos y somos conscientes de que cuando un tío pasa de vosotras, más pendientes estáis y cuando llega ese tan ansiado mensaje, se os dibuja esa sonrisilla tontorrona, ¿me equivoco?

La verdad lo de no contestar al whatsapp ya se pasa un poco de la ralla, porque hay tías que, si no les contestas al instante crean un drama digno de una peli de Almodóvar. En vez de tanto mensaje de texto, preferiríamos contaros las cosas a la cara porque luego cuando estamos juntos es probable que no tengamos conversación porque ya lo sabremos todo. Si tantas ganas tenéis de hablar con nosotros, ¿por qué no os presentáis en la puerta de la oficina para comer juntos?, o ¿qué tal si aparecéis por sorpresa en nuestro piso a la hora que llegamos del trabajo? Yo lo haría.

Conclusión: SI TE QUIERE, NO TE TOCA LOS HUEVOS TODO EL DÍA CON EL PUTO MÓVIL.