Personajes históricos que me tiraría y seguro que tú también

En 1789 tuvo lugar la toma de la Bastilla, pero hoy eso nos da igual. Fíjese usted que en 2016 las siguientes personalidades históricas siguen siendo sexys, al menos en foto. Malignos o heróicos, amados u odiados, por ellos construiríamos una máquina del tiempo con cerillas y plastelina. Cierra la puerta, abre los libros de historia y a salivar, porque a estos personajes yo les daba un repaso y por ellos me aprendía hasta qué pasó con esa Bastilla. Vamos, que la historia nunca fue una asignatura tan estimulante, y sinceramente, nunca pensé que me pondrían así unos tíos muertos.

Rupert Brooke

No hace falta que te diga lo que pienso de tu poesía, genio inglés. En realidad no pienso absolutamente nada, porque te veo y se me para el riego sanguíneo, Rupert. Aunque seguro que eran magníficos tus sonetos idealistas sobre la guerra, escritos durante la Primera Guerra Mundial (especialmente el que se titula El soldado, aunque no habla del que tienes aquí colgado). Me han contado que nunca viviste el combate de primera mano, así que si quieres te enseño la estrategia del acoso y derribo. Con razón dijo tu colega irlandés William Yeats que eras "el joven más guapo en Inglaterra". Si estabais liados, qué suerte tuvo.


Frederick Douglass

What?! Incluso con ese manera surrealista de domar tu pelamen tienes más sex appeal que Lenny Kravitz.  No solo eres de los escritores abolicionistas más importantes de la historia de EEUU por tu obra en contra de la esclavitud, sino que con esa mirada empiezo a entender por qué te llamaban El León de Anacostia. Eh, apoyo tu causa, la veo y la doblo, pero a mi enséñame lecciones de historia siendo tu esclava por un día. Fuiste el primer afroamericano candidato a la vicepresidencia, y mucho más sexy que Obama. Envidia es lo que te tenían.


Ernesto (Che) Guevara

Cuban rebel Ernesto "Che" Guevara w. his left arm in a sling.

No, Ernesto, lo tuyo no vale. O debe de ser una broma de los dioses que conjuran contra mi salud mental. No se puede ser el libertador del pueblo, influir a toda una generación, abanderar la causa cubana contra el imperialismo de EEUU y además estar así de bueno. No, porque nos dan taquicardias viendo tus fotos y nos damos cuenta de que no hay ninguna mala, y porque te mire por donde te mire quiero hacerme un bocadillo de Che sin pan y con doble de Che. Que no de Cheddar, aunque seguro que ese queso se inventó porque al Che amor le tenemos que dar y ahora mismo solo querríamos dejar de escribir para Cheddar contigo.


Josef Stalin

A la mierda todo. Que levante la mano quien no haya flipado con la foto de este hombre en su juventud. Seguro que deseaste haber estado en la Rusia bolchevique de principios del siglo XX para hacerle entender a base de polvos mimosos que no le hacía falta masacrar a la población. Querido Josef, no era necesario destrozar medio mundo con la dictadura sanguinaria de la URSS para que te hicieran caso, que con ese tupé y esa pinta de hipster irresistible habrías triunfado siendo pacifista. Si pasaste frío es porque quisiste, guapasso. Quizás si hubiera exitido Instagram una lluvia de likes te habría calmado un poco la furia destructiva.


Marion Butler

Preparad bien las urnas que vienen calentitas. Marion Butler nació en plena Guerra Civil estadounidense y se tuvo que encargar de la granja de su padre aunque su sueño era ser abogado. Se dijo #FuckEverything y llegó a convertirse en senador del Partido Populista, que en su momento defendía los derechos de los agricultores. Marion, si tú me dices ven, a la mierda las élites, los bancos, las ciudades y todo el oro del mundo, todo por la borda mientras tenga yo tu barba a poca distancia.