Estos son los peores piropos de mierda que todos hemos usado (y recibido) alguna vez

La culpa es de Neruda. Aunque él sabía camuflarlo mejor. “Me gusta cuando callas porque estás como ausente”. Tú lo escuchas y piensas “qué prosa tenía el hombre, era todo sentimiento”, pero cuando lo analizas no es más que un “cállate coño, pesado@”. Cómo decir las cosas y sobre todo, cómo piropear era algo que Pablo pilotaba. Que te digan “qué ojos más bonitos tienes”, a no ser que seas Leticia Sabater antes de su operación de estrabismo, siempre es un halago que recibes de buen grado.

Resultado de imagen de weird eyes gifPor desgracia, no todo el mundo sabe hacerlo con estilo. Todavía hay quienes en un intento frustrado por piropear acaban perpetrando un atentando contra la autoestima ajena. Y no es que lo hagan con mala intención (algunos), simplemente es que son unos necios de campeonato con medalla olímpica en meter la pata hasta la ingle. He aquí unos ejemplos de los ‘antipiropos’ más utilizados que deseamos que nunca te hayan dicho.

“Parece majo”

Todo un clásico adaptable a ambos sexos donde la simpatía es sinónimo de ausencia de belleza (según los cánones establecidos, claro está). Normalmente este piropo no se dice directamente a la persona en cuestión. Solemos emplearlo en contextos como “el nuevo novio de Laura parece majo” (nadie del grupo de amigos tiene huevos a decir lo feo que es el tío) o cuando un amig@ te enseña una foto de su nuevo ligue de Tinder y te pregunta a ver qué te parece a ti. Resolver sus dudas con un “parece maja” le dejará tranquilo y satisfecho. ¿Para qué herir sus sentimientos y borrar esa sonrisa de su cara?

America Ferrera GIF

“Es que es más buena persona…”

Por desgracia, en muchas ocasiones este calificativo tiene una connotación negativa. Ser buena persona todavía se confunde con ser gilipollas y más cuando te lo dicen con cara de lástima. También suele relacionarse con ser difícil de mirar: “Tiene cara de ser buena persona”. En el mundo sin filtro vendría a ser algo así como “eres feo con alevosía así que, como por la fachada no vas a ligar, no te queda otra que poner cara de monaguillo y utilizar la bondad para comerte alguna rosca”.

“Tienes una belleza exótica”

Según el diccionario, el adjetivo ‘exótico’ hace referencia a “aquel o aquello que procede de un país o cultura lejanos y desconocidos”. ¿Y de qué país hablamos? ¡Mordor! Porque una playa puede ser exótica pero cuando dicha palabra se refiere a la belleza de una persona (ejemplo: que rasgos más exóticos tienes) las facciones ensalzadas vienen a ser el equivalente a ojos de tarsero (el bicho de aquí abajo) o nariz de tucán.

Imagen

“Es fuerte/ancho/grandote…”

Lo digas como lo digas lo único que haces es buscar una forma refinada del término gordo. Ojo, que la intención está ahí pero es oír que te dicen que tú eres de hueso ancho y entrarte unas ganas locas de comértelo con patatas.

Resultado de imagen de gordo gif

“Está hermosa, eh”

Variación del anterior aplicado a mujeres. Si el piropo viene de una abuela o señora de pueblo el halago ciertamente lo es. No hay cosa que mas enorgullezca a una de esas mujeres que ver mozas entradas en carnes y que sepan disfrutar de un buen plato de cocido. Pero, si tal expresión es escuchada de los labios de algún hombre, seguramente vaya con segundas e incluso con alguna mirada de cateto que busca la aprobación de otro miembro de Atapuerca.

“Me gustan morenitos”

Maticemos. Morenitos son los que tras dos semanas en la playa tienen marca del bañador. A ti lo que te gustan son los negros. El del Whatsaap para ser exactos. Adoras la grandeza de su exotismo ¡y está genial! No hace falta que intentes aclarar su tono de piel a piropos. Ellos no se van a ofender.

“Se le ve con carácter”

De nombre Borde y de apellido De Mierda. Su mala hostia le sigue allá donde va y con esos humos como para decírselo a la cara. ¿Solución? Darle la vuelta al defecto en cuestión y mostrarlo como algo positivo. Diciéndole “se ve que tienes personalidad” hará que te borre de su lista de personas a las que matar antes de que caiga el sol.

[IMG]

“Mira guap@...”

Este es el inicio de la gran bronca. Si alguien empieza así una conversación contigo prepárate porque vienen curvas. El rapapolvo irá acompañado de más falsos piropos como: “bonit@, “hermos@” o “reina”. Lo gracioso es que ninguno de ellos estará haciendo alusión a tu belleza.

Curiosamente lo mismo sucede a la inversa. Es común escuchar en una conversación de amigas como una le dice a la otra “so zorra contesta al móvil” o “qué guapa vas asquerosa”. No se lo dicen a malas, de hecho es todo lo contrario. Seguramente sean mejores amigas y el intercambio de insultos entre ambas es proporcional al amor que se profesan.

John Travolta Bolo Tie GIFAsí que ya sabes, si quieres lanzar un piropo y tienes dudas, manda un GIF y déjate de líos.