Qué tiene la nueva película de 'Black Panther' para que todo el mundo hable de ella

Es otra de superhéroes, y ya sabemos de qué va eso. Calzoncillos por fuera, horas de gimnasio y efectos especiales a cascoporro. Otra de buenos y malos, de peleas más grandes que la vida y de frases socarronas. Es todo eso, sí, pero entonces... ¿qué tiene Black Panther para que no dejemos de hablar de ella? La próxima dosis de superhéroes de Marvel Studios llega a los cines el 16 de febrero y, para prepararte el camino, te explicamos qué es lo que la hace tan atractiva.

Rey, felino, guerrero: ¿quién es Black Panther?

Lo primero de lo que toca hablar es de ese a quien anuncia el propio título. ¿Quién es Black Panther, ese tal “Pantera Negra”? Los que disfrutamos con esto de ver a tíos y tías con mallas dando y recibiendo estopa en pantalla grande ya tuvimos un aperitivo de este personaje en Capitán América: Civil War. En esa película, T’challa —así se llama el bueno de Pantera Negra sin su máscara— aparecía de la nada, y se exhibía con unos saltos y unas garras que nos hicieron desear más de ese superhéroe vestido de negro azabache.

Además, en Civil War se nos contaba cómo el padre de T’challa —por cierto, rey de un país africano ficticio llamado Wakanda— moría de forma repentina. Este es el punto de partida de Black Panther, ya que en la película el protagonista tendrá que demostrar su valía como príncipe guerrero y ascender al trono. Oh, y esto es 100% Marvel, también deberá probar ante su gente que tiene lo que hay que tener para disfrazarse de pantera y proteger al reino de los supervillanos que quieran destruirlo.

Todo esto lo carga sobre sus hombros el actor que da vida a T’challa, Chadwick Boseman. Tiene cuarenta años, un innegable carisma y ha interpretado en otras ocasiones al jugador de béisbol Jackie Robinson y al cantante James Brown. Y, aunque no debería importar el color de la piel de un personaje, dada la blancura omnipresente en sus compañeros de superequipo no sobra el destacar que Black Panther es la primera película del universo cinematográfico Marvel protagonizada por actores afroamericanos. Ya era hora, ¿no?

Aun así, es lo que tenemos, y este Pantera Negra abre el camino a una mayor diversidad racial en nuestro panorama superheróico. No es un detalle nimio, dado el papel de los enmascarados como modelos de conducta. El propio Boseman lo expresa en una entrevista: “Cuando encarnas a Black Panther, ves lo que significa. Recuerdo a un niño que estaba luchando contra un cáncer y que usaba a este héroe como su inspiración. Se veía a él mismo como un habitante de Wakanda, se sentía lleno del espíritu de Wakanda en su lucha. El hecho de que alguien así te escoja, ese es el mundo que el habita. Y significa muchísimo”.

Wakanda: el corazón de África

Pero esto no es un drama intimista ni un retrato de personaje, sino una película de aventuras. Por eso, Boseman no está solo en Black Panther. A su lado luchan actores y actrices como Lupita Nyong’o, Forest Whitaker o Daniel Kaluuya, y a él se enfrentan otros como Andy Serkis o Michael B. Jordan. Un reparto lleno de caras conocidas que dan vida a los habitantes de un país único: el citado Wakanda.

Oculto entre cascadas, el país del que Pantera Negra es protector es otro de los motivos por los que la película levanta expectación. A medio camino entre la fantasía de alta tecnología y el tribalismo del África profunda, Wakanda se muestra exuberante y vibrante. Fascinante en sus diseños de vestuario y sus decorados, algo que se pudo ver desde el primer tráiler.

Un mundo fantástico, en definitiva, que alberga a un héroe fantástico que ya ha roto barreras en el mundo real. Un espíritu noble y digno que en unos días nos dará nuestra dosis regular de explosiones y palomitas, de modelos de heroísmo y sano escapismo. Pantera Negra está al caer, con sus garras afiladas y la música de Kendrick Lamar sonando a todo volumen. ¿Estás listo para recibir al rey?