Oda al tan deseado fin de exámenes

¡Oh, fin de exámenes!

Momento preciado por todos

es algo que parece que nunca vaya a llegar

como el fin del filtro del perrito en Instagram o las repeticiones de callejeros viajeros

pero al final llega.

Suele pasar que piensas: "pufff último examen, en este voy a morir, lo voy a dar todo, es que ni voy a dormir"

Te das cuenta de que tu cerebro ya se ha ido a por tabaco

tienes menos concentración que Cristiano Ronaldo en una exposición de espejos

¡hasta luego Mari Carmen! Summer.

Te ha llevado días, incluso semanas, pensar qué vas a hacer ese momento en el que entregas el examen y sales por la puerta

has creado un grupo de WhatsApp solo para eso

con multitud de planes "nos la vamos a coger mortal", "pufff me van a tener que poner la b12 a garrafas", "nos cogemos un reservado 3 dias seguidos", "buaaaah nos vamo a hartá de fo..."

Ya en tu mente, tienes visualizado como vas a cerrar la puerta del aula, vas a andar el pasillo, tirando apuntes, billetes de 500 euros, sonando una canción de Snoop Dog, Maluma en la puerta esperándote para hacer un dueto, cocaína volando por los aires, una fuente de Jägermeister...

La realidad es que, cuando sales, de lo único que tienes ganas es de dormir

pero no dormir de cualquier forma, no, hacerle el amor a la cama

siesta de pijama, manta, persiana echada y sin despertador

‘gosándolo’ con la almohada mami.

Antes de eso, te tomas la cervecita de la gloria

planeando lo que vas a hacer esa noche.

Con esta cerveza te das cuenta de algo que esa misma noche te darás aún más cuenta: que llevas semanas sin beber y te tajas con una botella de champán.

Muy fan del que en época de examenes está todo el dia subiendo fotos saliendo con el título: "no todo va a ser estudiar" y cuando llega el fin de examenes se pone:

"uffff menos maaaal, por fiiiin, que agobiazo tenía".

A little of vergüenza please

que los apuntes ya los tienes haciendo la ‘Operacion Bikini’ para el veranito.

También se da un momento en el que diferencias a tus verdaderos amigos de los little bastards que dicen serlo

"salimos el jueves no", "síiii", "yo tengo examen el viernes", "como se va a liar el jueves", "podemos cambiarlo para el viernes", "wooooo nos la vamos a coger mortal el jueves", "sigo en este grupo", "¿quién va comprando el alcohol para el jueves?"

Sinvergüenza, mala persona, me has hecho llorar mucho

me has hecho el vacío por encima de tus posibilidades

automáticamente diriges tus fuerzas a ‘embajonar’.

"Pues yo creo que no sale nadie", "va a llover", "acaban de salir las notas del último examen, estáis todos suspensos", "Dobbie se muere"...

De esa noche sueles esperar mucho, pero pocas veces se da, es la Nochevieja Delyplus

lo que sí esperabas que se cumpla, y se cumple, es lo malito que llegas a tu casa

"ya el cuatrimestre que viene cambio", "no he aprobao muchas pero he cogido una buena base para septiembre"

¡Claro que sí guapi!

Darth Vader, Lotso o el que hace que no se puedan ampliar las fotos de perfil en Instagram, son unos aprendices comparados con los profesores que suben las notas la misma noche que se salen.

Ellos, en su casa, con las notas corregidas desde hace cuatro días y esperando a las 22:30 para darle al intro

además, suelen ser unas notas que parecen un bukakke

más ‘sus’ que niñas con el Despacito puesto en el coche

"...la revisión será mañana a las 9 de la mañana".

Cuando tú me jodes con esa destreza

veo que eres malicia con delicadeza

sabes que tu corazón conmigo te hace boom boom

sabes que esa beba está buscando de mi boom boom

esa beba

Luis Fonsi es de la comarca

el Frodo latino

Pump it up