'Nomadland': por qué millones de americanos viven en autocaravanas

Seis nominaciones al Oscar, Globo de Oro y mucha inspiración para mileniales que han visto que la ciudad no es para tanto

Cada cierto tiempo se estrena una película en la que unos personajes estadounidenses renuncian a todo lo que tienen, se desprenden de lo que han comprado hasta ese momento y se van a vivir a un lugar fuera del sistema. Con esta premisa, y después de un año de pandemia en el que probablemente hayamos sentido más claustrofobia que en ningún momento antes, acaba de salir Nomadland, la historia de esa gente que renuncia a tener una casa para ponerse a vivir en la carretera, de un lugar a otro. Solos en una caravana, nómadas en plena era del capitalismo.

Nomadland pisa fuerte en un año de pocos estrenos. Seis nominaciones al Oscar, Globo de Oro y mucha inspiración para mileniales que han visto que la ciudad no es para tanto, que la tierra de oportunidades está donde tu corazón se sienta lleno y no solo donde puedas tener una perspectiva laboral prometedora porque cualquier promesa de progreso puede verse truncada por una crisis (2008) o por una pandemia mundial (2020). No se nos ha perdido nada en la ciudad. Si nos dan 800 euros al mes por un trabajo a distancia, los cogemos y nos vamos a la montaña sin pensarlo dos veces. Total, la gente está al otro lado de la pantalla.

La película, basada en un libro homónimo, cuenta la vida de los jubilados que después de la crisis lo dejaron todo para vivir en sus vehículos entre párkings y lugares de una belleza incomparable. La BBC cuenta que, según la Asociación de la Industria de los Vehículos Recreativos en Estados Unidos existe alrededor de un millón de personas en esta situación... se consideran a sí mismos las "almas libres" de nuestra época.

¿Qué haces cuando te quedas sin trabajo, falta demasiado tiempo para que llegue tu jubilación y no tienes ahorros para lanzarte a la buena vida? La protagonista de Nomadland, interpretada por Frances McDormand, que se juega su tercera estatuilla, acaba etiquetando paquetes en Amazon para sobrevivir antes de lanzarse a la vida nómada. La peli es una curiosa mezcla de realidad y ficción. Además de McDormand, aparece el actor David Strathaim y tres personajes, Linda May, Charlene Swankie y Bob Wells, se representan a sí mismos. Ellos son los tres protagonistas del libro en que está basada la película.

Cualquier estilo de vida al que llegues por elección es un privilegio, nos hace pensar esta cinta que cuestiona por enésima vez el sistema económico y social en el que vivimos. La sensación de libertad de películas como Nomadland o Into the wild siempre se contagian y triunfan porque conectan con una parte de nosotros que siempre está a punto de mandar a la mierda su vida. El problema es que deberíamos poder desahogarnos manteniendo también las vidas que llevamos. No para seguir alimentando un sistema que nos agota, sino porque de lo contrario estamos asumiendo que vivimos una vida que nos destruye poco a poco.