Por qué las mujeres lo tienen mucho más difícil para triunfar en el mundo de la música

En todas las listas de éxitos y de artistas mejores pagados, las mujeres juegan todavía un papel muy residual 

Spotify ha cumplido diez años y ha sacado el top 10 de artistas y álbumes más escuchados para celebrarlo. Pero lo que empezó como una celebración de una plataforma musical, ha destapado una realidad invisibilizada: el mundo de la música es un territorio de hombres y todavía hay un gran techo de cristal que impide a las mujeres llegar a la cúspide. Por ejemplo, de los diez cantantes más reproducidos, solo dos mujeres —Rihanna y Ariana Grande— entraron a la lista. El resto de estadísticas siguen la misma línea. En los álbumes con más streams encontramos a Ed Sheeran, Justin Bieber y Drake, pero ni una mujer.

Las estadísticas de Spotify no son las únicas que corroboran la desigualdad de género en la industria musical y nuestra forma patriarcal de consumir música. En YouTube también se perpetúan estos roles. Los vídeos musicales más vistos son todos de cantantes masculinos. La lista la encabeza Despacito con 5.662 millones de reproducciones, y hasta el puesto número 8 no aparece una cantante femenina, Taylor Swift y su Shake It Off, seguida de poco por Katy Perry y Roar.

Forbes recopila también los artistas mejor pagados. En 2017, con unos ingresos de 130 millones de dólares, Diddy fue quien más ganó. Aunque en esta lista no hace falta ir muy abajo para encontrar una mujer, la número dos es Beyoncé con 105 millones. Sin embargo, el resto de nombres que la siguen vuelven a ser de hombres: Drake, The Weeknd, Coldplay, Guns N’ Roses y Justin Bieber van inmediatamente después de la lista. Hasta la posición 9 no encontramos otra mujer, a Adele. De nuevo, los hombres dominan.

Por lo tanto, el techo de cristal que impera en todas las profesiones y ámbitos públicos también está presente en el mundo de la música. Estas listas y estadísticas así nos lo demuestran. Pero en España, con el fenómeno OT reventándolo en las listas de músicas, con Amaia petándolo allá donde va y Aitana, Mimi y Ana Guerra con sus discos de platino, quizá los jóvenes estamos cambiando nuestra forma de consumir la música, apostando por un modelo menos patriarcal.