El motivo por el que cantantes como Shakira o Adele se han destrozado la voz

En 1997, la actriz y cantante Julie Andrews (Mary Poppins, Sonrisas y Lágrimas) se vio obligada a pasar por quirófano para eliminar unos nódulos benignos que tenía es las cuerdas vocales. Debido a esa operación, que resultó fallida, la eterna Mary Poppins no pudo volver a cantar. Como ella misma declaró en el periódico inglés Daily Mail años después, la operación 'la dejó sin voz' y limitó su rango vocal a las notas más bajas. Los pólipos y nódulos en las cuerdas vocales son un problema muy serio al que se enfrentan algunos de los cantantes más relevantes del panorama musical. El caso más conocido es el de Adele, que al igual que Julie Andrews tuvo que enfrentarse a una operación para eliminar unos nódulos benignos que le habían causado una hemorragia en las cuerdas vocales.

Por suerte para la música, la operación llevada a cabo por Steven Zeitels fue todo un éxito y la voz de Adele quedó intacta, a diferencia de la de Andrews. Este reconocido laringólogo también ha obrado su magia en otros intérpretes como Steven Tyler —el cantante de Aerosmith— o más recientemente Sam Smith. La última en unirse a su lista de pacientes ha sido Shakira, quien tuvo que suspender su esperada gira El Dorado World Tour en noviembre del pasado año a causa de una hemorragia en una cuerda vocal. Al contrario que Adele, la colombiana ha decidido no operarse y someterse a un tratamiento con corticoides junto a un reposo prolongado para no enfrentarse al riesgo que supone operarse y que podría ocasionar un cambio en su particular color de voz.

Tanto estirar de la cuerda..., al final se rompe

La cuestión es que muchos de nuestros ídolos musicales se están destrozando la voz y eso no nos gusta. Por ello, hemos hablado con Anna Hurtado, logopeda y titulada en el Máster de Rehabilitación de la Voz por la Universitat Ramón Llull, para intentar entender qué están haciendo mal en cuanto a proferir gorgoritos se refiere. "Las cuerdas vocales en realidad no son cuerdas, son unos pliegues muy finos, como la textura de la piel de nuestras manos. El aire se abre paso a través de ellos y los hace vibrar", explica Hurtado. "Sin embargo, aunque lo que vibran son las mal llamadas 'cuerdas', el resto de cavidades —nariz, boca, faringe— son las que actúan como caja de resonancia para que el sonido se proyecte", añade.Resultado de imagen de cuerdas vocales gif

¿Qué supone esto? Que una mala técnica es fatal. "Cuando un cantante no coloca bien la voz y no usa su caja de resonancia como es debido, termina por cargar la musculatura del cuello y forzar las cuerdas, lo que puede producir que salgan nódulos", prosigue Hurtado,  y añade que "bailar tampoco ayuda, el canto lírico es mucho más controlado". Sin embargo, la mala técnica no es la única razón, el abuso de la voz también les puede jugar una mala pasada. "Las giras interminables y los conciertos tan largos les destrozan la voz. Además, acostumbrarse al micro como única forma de proyección es peligroso", advierte la logopeda.

Nos flipa descubrir nuevas voces, y cuanto más diferentes y especiales, mejor. Una voz bonita abre mil puertas, pero la industria de la música ha olvidado que además de cantar bien, hay que cantar correctamente. "A la mayoría de los cantantes no les han enseñado a proyectar, algo que sí que se hace en el canto lírico, donde es fundamental buscar las resonancias", apunta Hurtado, y asegura que "hacer ejercicios de calentamiento y una buena hidratación ayudan mucho, pero eso no lo es todo".

 Aprendiendo a cantar, y a dejar de hacerlo

"Si estás afónico más de 15 días, es que algo tienes", sentencia la especialista que, además, resalta que el reposo, aunque parezca obvio, es una de las claves olvidadas. "Los cantantes son deportistas de élite de la voz, y una lesión en su aparato, en este caso las cuerdas vocales, debe ser tratada como tal. No se puede permitir que un dolor de garganta mal curado por falta de descanso desemboque en la aparición de nódulos y hemorragias", se lamenta la logopeda.

Por otro lado, nos asegura que, además del reposo, reeducar la forma de cantar es vital. Hurtado hace hincapié en que "en vez de sacar la voz solo de las cuerdas vocales y amplificarla con un micro, deben aprender a amplificarla naturalmente". Luego, nos explica que la laringe —donde están las cuerdas vocales— se encuentra en suspensión, aguantada solamente por la musculatura, así que todo lo que afecta a esos músculos, afecta a las cuerdas. "El anclaje es importantísimo: buscar un soporte para fijar la musculatura y poder cantar y moverse libremente sin hacerse daño, siempre protegiendo la laringe", concluye.

Cuando le preguntamos por este tipo de técnicas, la logopeda nos habla del método Estill Voice Craft, que se centra precisamente en eso: cómo utilizar la voz en base a la fisiología, usando bien tu cuerpo para producir sonidos sin dañar las cuerdas vocales. De esta forma, se pueden prevenir las afecciones de la voz y, en última instancia, tener que pasar por quirófano y enfrentarse al riesgo de que una cicatriz en las cuerdas vocales limite tu capacidad de usarlas y cambie tu voz para siempre.

En programas como Operación Triunfo hemos visto cómo los concursantes aprenden diferentes técnicas para proyectar su voz de forma correcta en base a este método, el más usado en canto moderno. Al final, y aunque parezca una ironía, parece que Shakira y Adele se van a tener que dar un paseíllo por la Academia de OT —o cualquier otra— si no queremos perderlas como nos pasó con Mary Poppins.