Los Momentos Más Vergonzosos Que Nos Han Hecho Pasar Nuestros Padres

Creíamos que el poder de los padres quedaba limitado al “mientras vivas bajo mi techo harás lo que yo te diga” pero lo que no nos contaron cuando firmamos el contrato paterno-filial es que en múltiples ocasiones, nuestros padres nos harían pasar por situaciones de “tierra trágame” gracias a que obviamente harán y seguirán haciendo todo lo que les de la gana y que de adolescentes, éramos lo suficientemente lerdos como para que todo esto nos diera vergüenza.

1.Estar hablando por el teléfono fijo con un amigo y que tu padre descolgara para para preguntarte si te quedaba mucho.

2. Estar hablando por teléfono fijo con la persona que te gustaba y que tu padre descolgara para preguntarte si te quedaba mucho y mantener una conversación a tres.

3. Presentarles a tus amigos y que cambiaran el tono de voz cuando oían el nombre de la persona que te gustaba (ahí es cuando el chico que llevaba gustándote todo el curso se enteraba y que además tus padres lo sabían).

4. Que tu madre decidiera darte un beso delante de todos tus amigos el día que más carmín llevaba en los labios.

5. Que ella misma se diera cuenta de que te había dejado marca y te limpiara, primero gritando “ay que te he puesto perdido”, luego mojándose el dedo y por último, dejándote el moflete como si te hubieran dado una leche.

6. Llevarte bronca por lo “leonera” que tenías la habitación justo cuando habías decidido llevar amigos a casa.

7. Y mantener una discusión al respecto con tus amigos delante.8.Ese momento en el que te abría el probador y te veía desnudo todo el ZARA.

9.  Mejorarlo diciéndole que no abriese la cortina cuando estabas en bolas para que ella gritase “SI NO TE VE NADIE”.

10.Que tu padre o tu madre estuvieran tan convencidos de que a tus amigos les contabas todo, que también comentaran en voz alta la enfermedad, infección, fobia o miedo que tenías en ese momento. Y entrara en el cuarto cuando estuvieras con tus amigos para preguntarte si te habías tomado la medicina para las lombrices.

11. Y enterarte de que a los suyos si les contaba todo cuando pasaban de comentar cinco veces tu "destaca" en Conocimiento del Medio a decirles que estabas estreñido. 12. Cuando te enfadabas con una amiga y al arreglarlo, la llevabas a casa y tu madre soltaba algún “¿Pero no estabais peleadas?”.

13. Cuando ahora siguen haciéndolo y te comentan fotos en Facebook y te ponen un "guapísima" en una foto en la que tienes una litrona en la mano y  hay etiquetadas otras 25 personas.