Modas muy horteras de los 2000 que amenazan con volver

Los ciclos de la moda, como los caminos del Señor, son inescrutables. Misteriosos, inquietantes. Y circulares. Porque todo acaba por volver. Basta que cualquier famosa se decida a renovarlos para que aquello que hasta ese momento era una tendencia superada e incluso odiada se convierta, de nuevo, en tendencia a secas. Una recién inaugurada exposición en Brooklyn se hace eco estos días de la última vuelta al pasado: la moda del milenio, la de los adolescentes de principios de los 2000, empieza a irrumpir con fuerza en los Instagrams de las celebrities. Muchos irán detrás, será cuestión de tiempo. Y por estos caminos discurrirá el revival, según la revista de moda y tendencias Nylon. Toca volver al tiempo en el Miley todavía era Hannah, en el que el Paint todavía compartía reinado con Photoshop y en el que creíamos que los pantalones de campana y las camisetas de El niño serían para siempre.


Vestidos con escotazo atados al cuello

vintage Paris Hilton vibes

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

La culpable, Kendall Jenner, que lució uno en su cumpleaños en noviembre y, claro, todo lo que toca esta chica se convierte en mandamiento. Una leve tira sostiene la tela que a penas cubre sus pechos y obliga a permanecer todo el tiempo pendiente de posibles movimientos súbitos que los dejen al descubierto. Habrá que ver si volveremos todas a ir así vestidas, rogaremos por que no.


Piercings en las cejas

Vuelve la fiebre de los agujeros. Una bolita, o dos, o un aro recorriéndola, sin motivo aparente. A los que se les quedara la marca de haberlo llevado hace 15 años, oye, ya tienen la mitad del trabajo hecho.


Cintas de deportista

Simplemente, como un complemento más. Porque lo dicen los famosos. Si ahora todo el mundo lleva deportivas de running con colores fluor sin haber corrido desde las últimas rebajas, ¿por qué no iban a ponerse esto también?


Flequillos laterales

Sí, aquellos que cubrían un ojo, o los dos, y que obligaban a ladear la cabeza continuamente, a apartarlo con un gesto pretendidamente sensual pero increíblemente incómodo. ¿Por qué, por mucho que los señores de Nylon lo profeticen, íbamos a querer volver a esa tortículis de la que ya nos habíamos librado? ¿POR QUÉ?


La camisas-polo o polo-camisas

Ni una cosa ni la otra, pero las dos al mismo tiempo. Como cuando no sabías qué ponerte, y te lo ponías todo. Falda con pantalón de campana y camisa con un polo. ¿En serio? Pues sí: tejido y corte de polo pero de manga larga, una suerte de remix de dudoso estilo en la moda masculina. El más aficionado, Kanye West, marido de Kim Kardashian. Gracias.


Pantalones bajos

Muy bajos. Casi por los tobillos. Para disgusto de padres y abuelas, vuelve la tendencia de casi mostrar la ropa interior (o hacerlo), a juzgar por los últimos out-fits de famosas como Bella Hadid.

Y lo que queda, porque el Nylon también hablan de toreras de terciopelo, vaqueros con encajes en bolsillos y cremalleras y tops abiertos para lucir el piercing del ombligo. La pregunta ahora es: ¿has hecho limpieza de armario en estos últimos años? Si no es así, enhorabuena: esta va a ser tu temporada.