Michael Jackson nunca se identificó con un género en particular

El fotógrafo privado del ‘Rey del Pop’ cuenta los secretos de su vida privada 

Harrison Funk fue un fotógrafo que se tiró gran parte de su carrera junto a Michael Jackson. Trabajó con el artista desde finales de los 70 hasta su muerte en junio de 2009. Presenció y capturó sus muchos cambios físicos, hasta que el artista se elevó para convertirse en la persona más famosa del planeta en la década de los 90: ‘el Rey del Pop’. Funk había trabajado para revistas como LifeTimes, pero un encuentro casual con Jackson en el nightclub Studio 54 de Nueva York hizo que su carrera pasase a una trayectoria totalmente diferente.

"Michael y yo teníamos nuestro propio idioma", dice Harrison Funk para The Guardian. "Para empezar con la sesión me preguntaba: ‘Harrison, ¿puedes hacer magia?’ Cualquier otra cosa no era aceptable". Todo empezó cuando Jackson contrató a Funk como fotógrafo oficial de la gira Triumph en 1981. En esos tiempos, el circo mediático alrededor del cantante solo estaba empezando a formarse. "Los medios me llamaban suplicando que les pasara alguna foto de Michael. Yo se lo contaba y nos reíamos, eso construyó una confianza", afirma Funk, quien consiguió acceso sin límites al cantante.

Harrison Funk

Gracias a su íntima relación, Funk fue capaz de capturar imágenes de Jackson en sus momentos más personales. Un ejemplo de ello es la foto que captura a Jackson aplicándose su propio maquillaje, algo de lo que se enorgullecía. "Le encantaba ponerse su propio maquillaje", dice el fotógrafo y agrega que con el paso de los años Michael se interesó cada vez más por su apariencia bajo la influencia de mentores como James Brown. La rutina de maquillaje que tenia Michael fue una de las maneras en las que la fluidez de género del cantante se manifestaba. "No era un hombre femenino, sino que más bien tenía un carácter andrógino (una persona que se siente parcialmente masculino y parcialmente femenino en apariencia). Michael no tenía ningún interés en asignar un género a nadie", cuenta Funk. De hecho, y según el fotógrafo, Michael nunca se identificó con un género en particular.

En cuanto al tema del cambio físico del artista, Funk insiste en que Jackson fue víctima de una cruel campaña mediática y que en realidad todo ocurrió porque sufría una enfermedad de la piel que destruye los pigmentos. Esta afirmación ha sido confirmada, según The Guardian, por el Dr. Christopher Rogers que llevó a cabo la autopsia de Jackson. "Todo fue una gran cantidad de tonterías ya que Michael no quería ser blanco", dice Funk sobre las críticas. Sostiene que el artista estaba inmensamente orgulloso de ser un hombre negro.   

Cuando le preguntan acerca de los últimos días del músico, Funk dice que, aunque no le gusta hablar de ello, cree firmemente que "Michael fue destruido por personas que solo tenían sus propios intereses financieros en el corazón. Además, fue una pérdida para todos porque una gran parte de sus planes después de la gira This Is It iba a ser hacer trabajo de caridad y usar su influencia para mejorar a la humanidad".

Facebook