La metamorfosis de Miley Cyrus después de dejar a un lado las drogas

El mundo ya se había acostumbrado a sus escándalos y sus excentricidades. Miley Cyrus llevaba una vida de excesos, y las drogas y el alcohol eran dos habituales en su día a día. Porros, borracheras, fotos comprometidas... Pero todo eso ha pasado. La ex chica Disney ha tomado la decisión de reformarse, ha sacado fuerzas y ha abandonado los vicios que hasta ahora no le permitían exprimir todo su talento. Y lo ha confesado, contenta y orgullosa, en una entrevista en Billboard.

"No he fumado marihuana en tres semanas y tampoco bebo. ¡Estoy completamente limpia! Esto es algo que quería hacer”, proclamaba, asegurando sentirse plena y feliz. Toda una transformación que se nota en su mirada, se siente en sus gestos y se hace evidente en su sonrisa amplia, pletórica, satisfecha. 

Los 'culpables' de su cambio han sido su trabajo y su pareja. Miley ha reforzado su amor por Liam Hermsworth tras una relación un tanto tormentosa y plagada de idas y venidas. Tuvieron que darse un tiempo para "volver a enamorarnos el uno del otro", pero el resultado parece haber sido mejor imposible a juzgar por la letra de su última canción, Malibú.

Sometimes I feel like I'm drowning

And you're there to save me

And I wanna thank you with all of my heart

It's a brand new start

A dream come true in Malibu

Hasta hace unos meses, Miley no dejaba que nadie la ayudase. Sabía que la determinación debía ser suya pero todavía no se había sentido preparada. “Muchas personas me decían: ‘Si buscas ayuda o quieres ir a esas reuniones…’ Pero yo les contestaba que no, que cuando quiero hacer algo, lo puedo hacer". Pero ella no quería. Hasta ahora. Porque sus decisiones son categóricas. "He decidido no fumar nunca más y eso es fácil para mí". Hoy asegura sentirse llena de energía, con ganas de seguir mejorando y de trabajar.

Incluso su padre, Billy Ray Cyrus, confirma que el cambio ha sido radical: "Ahora veo el disfrute en su espíritu. A veces solo tienes que limpiar la basura”. Los frutos han empezado a recogerse. En poco más de una hora, su sencillo recibió más de 500.000 visitas en Youtube. Porque su voz y sus ojos reflejan el cambio. Miley ha vuelto a brillar.