Los Mercados Vintage Más Originales Y Emblemáticos De Barcelona

Ay, qué pena no tener pasta… La de cosas que compraríamos si no nos dolieran tanto los dineros, ¿o no? Pero el que gasta es porque quiere. O porque tiene, vamos. No hace falta pegarle un viaje escandaloso a la tarjeta para tener un día de compras, que además puede ser divertido, curioso y repleto de objetos que cumplen el clasicazo de las 3B's: bueno, bonito y barato. Vamos a dar una vuelta por los mercadillos de segunda mano más emblemáticos de Barcelona.


Palo Alto Market

Un islote de originalidad y creatividad en pleno barrio del Poblenou. El Palo Alto Market ocupa el recinto de una antigua fábrica reconvertida ahora en estudios y talleres para artistas y diseñadores. Cada mes abre sus puertas al público y llena cada rincón de arte, artículos hand-made, diseño vintage, moda retro, street food, música, espectáculos y teatro de calle. Uno de los escenario metropolitanos más genuinos de Barcelona. La próxima cita, el 7 de mayo, que no se nos pase.


Encants Barcelona

Uno de los mercados más antiguos de Europa que empieza a escribir su historia en el barrio de la Eixample allá por el siglo XIV. Hoy es un ejemplo de encuentro entre objetos viejos y nuevos, hechos a mano o de alta tecnología, inusuales y, sobre todo, a buen precio. Todos los lunes, miércoles, viernes y sábados se reunen hasta 500 expositores y, además, se sigue celebrando (excepto el sábado) una subasta pública de productos, como en las películas.


El Dominical de Sant Antoni

Uno de los rastros de segunda mano más famosos de Barcelona, especializado en antigüedades y objetos de colección como libros, cómics, sellos o cromos. Lo llaman 'El mercado de la cultura y la literatura'. Cuidado para los no madrugadores, porque cierra a las 14:30h.


Flea Market Barcelona

Esta asociación sin ánimo de lucro organiza dos mercadillos al mes: el Fleadonia, en la Plaça Salvador Seguí, el primer domingo del mes, y el Flea, en la Plaça Blanquerna, el segundo domingo. Está dirigido a particulares y pequeños profesionales que quieren vender productos usados, siempre en buen estado.


Two Market

Este toca cada segundo domingo del mes, así que puede ser buen plan para este mismo fin de semana. Los expositores no son profesionales; allí cada uno lleva lo que ya no necesita así que, aunque uno no sepa muy bien qué busca o no tenga nada concreto en la cabeza, seguro que allí lo encuentra. Y siempre con el mismo lema en la cabeza: “reutilizar es la mejor manera de reciclar”.

También organizan, cada tercer fin de semana del mes, el mercadillo On the garage.


Demanoenmano

paloalto-mileniales-codigo-nuevo

Sigue el mismo espíritu: artículos puestos a la venta por particulares. Pero este va un poco más allá, porque no sólo se ofrecen artículos concretos, como ropa y accesorios, sino que también se pueden descubrir creaciones de artesanos y diseñadores o disfrutar de actividades artísticas amateur o conciertos de bandas poco conocidas. Este mercado es itinerante, así que hay que estar atento a su web.


Barcelona vive lo que algunos llaman el “fenómeno mercadillo”, y lo hemos pillado de lleno. Ya nadie va a poder quejarse de no tener plan para el fin de semana o de que no tiene un duro para darse un capricho. ¡Viva la moda second-hand!