'Mentes poderosas' o cómo ser discriminado por ser especial

La adaptación cinematográfica del best seller de Alexandra Bracken llegará el próximo 10 de agosto a las carteleras españolas. 

"Seguro que has fantaseado millones de veces con tener algún tipo de superpoder: controlar las mentes de los demás, tener una inteligencia sobrehumana, manejar el fuego a tu antojo o mover objetos con tan solo mirarlos. Lo sé, suena increíble. Pero puedo asegurarte, por mi experiencia, que está lejísimos de serlo. Todo lo contrario. En un mundo acostumbrado a temer y odiar todo lo diferente, todo aquello que sale de los márgenes de lo normativo, todo aquello que no entiende, ser especial es una verdadera condena.

Yo he pasado los últimos diez años confinado en un "campo de rehabilitación". Al gobierno le gusta llamarlo así para que nuestros padres estén más tranquilos y la sociedad trague con la injusticia, pero el maltrato que sufrimos aquí no tiene nada de rehabilitación. Nos ven como amenazas. Como terroristas. Como los enemigos del mundo que conocen. Y sí, nos tratan como a tal. Ya he olvidado lo que significa sentirse una persona normal. Es más, he olvidado incluso lo que significa sentirse persona.

20th Century Fox

El por qué algunos sobrevivimos a la enfermedad que mató hace años al 98% de los niños y niñas del país es una pregunta que todavía no tiene respuesta. Pero lo que sí sabemos es que, tras aquello, nunca más volvimos a ser los mismos: desarrollamos una mutación genética que nos convirtió a todos en los seres más poderosos y, por desgracia, repudiados del planeta. Aunque hay otra cosa segura: muchos preferirían haber muerto en lugar de haber acabado aquí, en esta cárcel inhumana llamada Thurmond.

Yo no. O al menos ya no. Aquella época de derrotismo y sumisión ha terminado. Algunos hemos decidido que ya hemos tenido suficiente sufrimiento y que ese "encontraremos una cura y salvaremos a nuestros hijos e hijas" del gobierno es una patraña. No queremos ser curados porque no estamos enfermos. Solo queremos ser libres. Salir de esta oscuridad. De estos barrotes. Escapar de una maldita vez para que nos dejen vivir en paz y ser quienes somos. Y no dudaremos en utilizar nuestros poderes para conseguirlo."

Mentes poderosas, la película

Ese podría haber sido el testimonio de cualquiera de los jóvenes personajes que forman parte de la nueva película de Jennifer Yuh: Mentes poderosas, basada en la novela homónima de la joven escritora estadounidense Alexandra Bracken. Una historia distópica que gira, aunque de forma especial, en torno al clásico leitmotiv de la discriminación. Una vez más, la ignorancia de lo distinto trae consigo crueldad, dolor y, en última instancia, rebeldía. Porque nadie soporta la opresión eternamente. El conflicto es solo cuestión de tiempo.

Ruby (Amandla Stenberg), la joven protagonista de esta esperada adaptación cinematográfica, que posee además un poder descomunal que apenas puede controlar, lo ha soportado durante una década. Acabó en Thurmond con tan solo seis años después de que sus padres la entregasen al gobierno "por la seguridad de todos". Un día, sin embargo, dice basta y decide unirse a un grupo de jóvenes presos que buscan huir del "campo de rehabilitación" para tomar las riendas de su vida de una vez por todas. Y es ahí donde empieza la chica.

Tras fugarse terminan en un lugar donde todos estos mutantes superdotados, que no dejan de ser jóvenes con las inseguridades y aspiraciones propias de cualquier adolescente, pueden ser ellos mismos por primera vez en toda su vida. Ahí se apoyan los unos a los otros, se ayudan y sienten un calor humano que les ha sigo negado durante muchísimo tiempo. Pero el gobierno, obstinado en hacerles desaparecer, no les permitirá ser felices durante demasiado tiempo. Es cuando los jóvenes deciden dejar de huir y plantarle cara al opresor.

La película, firmada por los productores de Stranger Things, podría suponer el punto de partida de una de las sagas más potentes de los últimos tiempos. No en vano, Alexandra Bracken ha publicado hasta ahora cinco novelas ubicadas dentro del universo de The Darkest Minds (Mentes poderosas) y todos han contado con la admiración de millones de seguidores. Desde el próximo 10 de agosto, la historia de este best seller pasará también a inundar las carteleras españolas para recordarnos que, tristemente, la empatía es el superpoder más difícil de encontrar.

20th Century Fox