Las Mejores Azoteas Para Sentir El Vértigo Y Tomarte Una Copa

Caminar por los tejados no es tan arriesgado como parece. De un tiempo a esta parte ha cambiado el concepto de 'ir a tomarse algo'. Te propongo unas cuentas terrazas de Madrid y Barcelona, cuyo plato principal y más suculento, son sus vistas panorámicas. Y cuanto más arriba, mejor. Es como dar un paseo por las nubes pero con los pies en el suelo. Aunque si eres de los que tiene vértigo, no te lo aconsejo.

De Madrid al cielo

Con vistas al Parque del Oeste, Rosales 20 ya es todo un clásico en Madrid. Tomarse una tapa + caña en su terraza se ha convertido en un ritual para los madrileños. Es un lujo (de los baratos) tomarse el aperitivo mirando a uno de los pulmones verdes de la capital. Cuando cae la noche bajan las luces, sube la música y empieza la fiesta. Para que te hagas una idea, Rosales 20 es famoso por su enciclopedia de gin tonics con más de 70 marcas para elegir.

Si buscas perderte por los tejados de Madrid: 90 grados, en la calle Alcalde Sainz de Baranda. Su terraza chill out -de estilo ibicenco- es muy conocida por aquellos que practican el afterwork. Caña o vino y a dormir. Eso sí, es muy facil liarse porque hay Dj´s en directo de jueves a domingo, de 18h a 02 de la madrugada.

The Hat, en Madrid. Es otro de los lugares increíbles que hay que visitar. Para tomar una cerveza al salir de currar o para plantarse un sábado por la mañana con colegas para hacerse el previo de antes de comer. Sus vistas a la capital y su terraza trendy es ideal para los días en los que aprieta el sol. Ahora que llega la primavera, lugar imprescindible para hacer una parada. Está situada en la Calle Imperial, 9 y, para que lo tengas más fácil, la parada de metro es Tirso de Molina.

Para vistas de vértigo, las de la Azotea del Circulo de Bellas Artes, una oferta que no podrás rechazar. Tomar una birra mirando a uno de los edificios más emblemáticos y fotografiados de la ciudad -el Metrópolis- no tiene precio. La estampa es la que tantas veces pintó Antonio López. Y aunque creas que la gracia te va a salir por un ojo de la cara, estás muy equivocado. Es bastante más barata que otras terrazas de la capital.

Barcelona por las nubes

Sunset Lounge Bar, con vistas 360 grados, es unas azoteas más espectaculares del centro de Barcelona. Si quieres sorpender a alguien en este local, lo conseguirás. Un cóctel sex on the beach y un paseo por la terraza es infalible. Su ambiente bohemio y discreto encandila a cualquiera. Y su emplazamiento es uno de sus fuertes: en la Via Laietana, número 24 y con vistas al barrio Gótico.

Hay otras ofertas chic and cheap en Barcelona que merece la pena mencionar. Uno de ellos es El Rincón (en Vallcarca i els Penitents). Como es un bar con forma triangular, si te sitúas mirando hacia el sur, verás incluso el mar. Pero tambien se ve el Parque Güell y parte de la Sagrada Familia. Desde luego a vistas le ganan muy pocos. Y en cuanto a calidad-precio lo mismo: sus raciones son muy generosas. Lo ideal es compartir.

En la ladera del Tibidabo - casi rozando las nubes - se esconde Mirablau. Aunque no lo quieras, te quedarás embobado contemplando el skyline de Barcelona. Suele ocurrir. Es un secreto a voces. Desde hace medio siglo es uno de los lugares más románticos de la ciudad condal con unas vistas panorámicas insuperables. Tengo que confesar que para mí un copa de vino y un atardecer allí es la mezcla perfecta.