Las frases más honestas para contestar un piropo de mierda por la calle 

Es curioso lo poetas que se vuelven algunos con la llegada del verano. Ese momento en el que tú, asada de calor, cambias el pantalón largo y las medias por una falda y aparecen en el ámbito callejero, esos seres que no se cortan ni un pelo en dar su opinión en alto sobre tu outfit veraniego o lo que ocultas bajo el.

Esa gente que considera que la grosería que te ha soltado te va a alegrar el día y no te van a dar ganas de imaginarte dándole un bofetón con la mano bien abierta.

Aquí me surge una duda ¿salen de casa pensando las tonterías que van a decir o sencillamente es improvisado? “Sí, esta tarde le voy a decir a una que vaya por la sombra a la siguiente la voy a llamar lanzándole besos al aire cual caballo y a la siguiente le diré que 'madre mía, madre mía' y que se quede con la intriga”. Porque entonces me surge otra ¿podemos contestar nosotras? Porque las posibilidades se plantean infinitas. Por lo que, aquí una lista de cosas que puedes decir después de recibir una grosería al más puro estilo obrero por la calle:

1.“No, gracias”.

2. "Espero que te hayas quedado a gusto porque tienes pinta de que no te da para más".

3. “¿Te sientes solo no? No me extraña”.

4.“Espera (silencio), espera…. (silencio), espera… sí… eres lo puto peor”.

5. (aplaudiendo despacio) "V-A-Y-A  M-I-E-R-D-A".

6. “Me fascina tu capacidad de oratoria. Di más mientras andas por favor, a ver si eres capaz de hacer dos cosas a la vez sin morirte”.

7. "Sí, mira. Es muy fácil yo te indico" (Acercarte y enseñarle las indicaciones para ir al ZOO con el móvil).

9. “Enhorabuena. Has superado a Telecinco en mierdas que salen por la boca”.

10. (Apuntarle con el móvil y decir) “¡qué bien! Tengo otro pokemon”.

11. “Eres más cutre que un cuadro de habitación de hotel”.

12. “Que no me entere yo que esa gilipollez pasa hambre”.

13. "Y seguramente será lo más interesante que has dicho en tu vida...".

14."Me evoca más pasión un paso de cebra".

15. Contestar a los ruiditos como si fueras una oveja.

16. “¡Me has convencido! ¿Dónde me vas a llevar a cenar?”.

17. "Qué majo... si ya está aprendiendo a hablar...".

18. “Un vaso es un vaso, un plato es un plato y tú eres gilipollas”.

19. “Te voy a dar las gracias porque me has quitado el hambre para el resto del mes”.

20. “¡QUÉ SUSTO! Creía que os habíais extinguido, pero no. AÚN HAY GILIPOLLAS SUELTOS”.

21. “Lo bueno de esto es que ya sé que me he cruzado con el imbécil del día”.

22. "Sobras más que la decoración de las casas de alquiler de la playa".