Kaydy Cain te explica por qué la música trap "cuanto más lejos mejor"

Sentado en la silla ante los focos, con su característico ice cream tattoo en la mejilla y la mirada pícara de alguien que “ha dado yema por la calle”, Kaydy Cain, sonríe. El miembro de Los Santos y responsable de la explosión del trap en España junto a la gente de PXXR GVNG (Yung Beef y Khaled), está feliz y su música lo refleja. La semana pasada, el de Carabanchel presentó su disco en solitario Calle Amor en el que pretende dejar a un lado el trap para dar salida a su ‘swag’ en forma de Reggaeton, Dancehall, R&B, Salsa, Mambo, Bachata y ritmos africanos.

El trap cuanto más lejos mejor, en realidad. Cuando he hecho trap es porque he estado low en la vida, porque he estado mal. Me ha ayudado a salir de esa mierda pero no lo quiero cerca”, reconoce Dani Gómez, su verdadero nombre, a quien la fama y la plata fresca en el bolsillo no le han sacado del barrio, pero sí le ha hecho pensar diferente. El dinero es un medio, hermano. He pensado mil cosas sobre él, pero hoy tengo claro que sirve para ayudarte y ayudar a los tuyos a jugar el juego este que nos ha tocado vivir”, me cuenta con pose relajada, chandal Reebok y las zapatillas pintarrajeadas con rotulador.

Quizás sea por eso, de que la fama y el dinero, que lo que ahora le apetece es tomarse las cosas con aires caribeños. “He vuelto a mi barrio de toda la vida en Madrid pero ya no estoy en el parque buscando problemas. Ahora estoy en mi casa, sacando a mi perro, fumando porros, haciendo el amor. Sobre todo mucho amor, hermano”, resume sin los humos que suelen desprender los que la petan en el mundillo de la música, el autotune y las bases: “Al más listo lo mata un tonto con un lápiz y la vida da muchas vueltas hermano, ahora gracias a Dios hay amor”.

Pero la vida de este chaval tampoco es un go with the flow y en las letras de las 18 canciones de Calle Amor la amargura de la vida en la calle (las peleas, las drogas, la prostitución) siempre emerge en alguna línea.

Pero cuando yo pensaba que ya me había complacido, ella me agarró la mano y me susurró al oído: sabes que también me gustas, papi, quiero irme contigo pero son 50 euros cada vez que estés conmigo”, se desliza en la canción que da nombre al disco.

Un amor canalla que muchos chavales no han experimentado pero que deberían saber que es real como la vida misma.

Es aquí donde el artista se confiesa: “todo el mundo puede hacer trap aunque no haya pisado la calle en su vida porque la música es libre, lo que pasa es que yo no me lo creo, no me llega”. En apenas 48 horas cruzará el charco para una gira por el Chile, Argentina y Uruguay (México se canceló por que la sala en la que debería celebrarse el concierto se desplomó en el terremoto de hace unas semanas) y Kaydy Cain, que se confiesa como un fanático de la salsa, ya se siente ansioso de encontrarse con el público latino, ese que él considera como “más vivido, más real”.

BUENOS DÍAS A TODOS GENTE !!

Una publicación compartida por Kaydy Cain Castro (@kaydy_cain) el

Su teoría es simple pero aplastantemente lógica: “el 80% de las personas latinas se han criado en un ambiente más parecido al que tengo yo aquí en España que solo es un 10%. Todos tienen mucha calle, te entienden mejor y se vuelcan mucho más. Son los que más sufren por el día y los que más disfrutan por la noche. Eso me deja loco, la verdad”, apunta el madrileño quien cree que “en todos sitios hay swag, hermano” y que “solo hay que saber encontrarlo”, pero también que “allí, con menos, hacen mucho más”.

Al final, en su filosofía, todo se resume al barrio y cómo sus calles han filtrado y cincelado tu realidad. Por eso mismo, cree que sus letras pueden aportar algo a quienes, como él hace unos años, viven encerrados en la prisión mental que les impuso su condición social: “Si no les gusta leer mucho como a mí, por lo menos que intenten viajar o conocer gente de otros países que les abra la cabeza. Yo he sido el primero que ha tenido una mente cerrada, es normal que si no sales de tu barrio te creas lo que te han dicho, y ya. Pero la vida no es así, no todo es como te han dicho y eso es lo que tienes que ver”.

YA PUEDES COMPRAR TU CAMISETA EN @killasinspain @killasinspain. @killasinspain. @killasinspain

Una publicación compartida por Kaydy Cain Castro (@kaydy_cain) el

Para él resulta incuestionable que, con unas buenas bases y el ritmo latino, los problemas se digieren un poquito mejor y, precisamente por eso, Calle Amor es un disco que pretende desprender eso mismo: mucho amor, hermano. “Espero que quitando un par de temas en los que todavía reflejo los problemas que aún tengo en mi vida, el resto sea para trasmitir alegría. La vida es de lujo y te puedes enamorar ‘to los días’, como yo”. Pues ya sabes, entre todo el trap que inunda tu tracklist siempre hay hueco para un poquito de amor que te haga sacar la cabeza fuera de tu barrio.