Kanye West, El Imbécil Al Que Amamos La Lía Con Su Nuevo Disco

Ya está aquí el nuevo trabajo de Kanye West, TLOP, y no sabemos si es por la categoría del rapero o por el eterno descanso que se ha tomado (disfrutando con la Kardashian), pero ya teníamos ganas de tenerle otra vez en el candelero.

Aunque sí, tienés razón, este no es uno de esos personajes que solo saltan a la palestra cuando tienen música nueva que sacar a la venta. Es más fácil que sea noticia por enzarzarse con algún otro artista que por los singles que saque (al menos en España).

Un día antes del lanzamiento de su último disco, ha vuelto a hacer de las suyas, y ha elegido uno de los escenarios más típicos en sus conflictos: Twitter.

Esas han sido las palabras escogidas por West para publicar en su cuenta. Él asegura que no sabe los motivos que le han llevado a declarar a gritos la inocencia del acusado por la violación de más de 50 mujeres, pero no es la primera vez que demuestra que las redes sociales no son su mejor aliado. O a lo mejor, por el contrario, se llevan demasiado bien: no han tardado en acusarle de utilizar la polémica (que tan bien se le da) para promocionar su disco. Sea lo que sea, no es el único enfrentamiento 'armado' en el que ha sido protagonista. TLOP ha sido el cuarto nombre (si no he perdido la cuenta) que ha tenido el álbum desde que lo anunció. Una opción anterior, Waves, sentó fatal al rapero Wiz Khalifa porque lleva el nombre de una variante del hip hop creada por otro artista. Khalifa le declaró la twitter guerra metiendo a Kim Kardashian por el medio, lo que enfadó (y con razón) a West. Wiz, esto es jugar sucio. El álbum sigue con la oscuridad y el estilo agobiante que tenía su anterior trabajo, Yeezus, y podemos encontrar letras que reflejan los problemas y rayadas del rapero como en Wolves, en el que colabora con Sia, además de dejar hueco para alguna indirecta y puya envenenada a algún amigo o familiar en Real Friends.

Este ego tan característico del rapero es, claramente, una provocación para sus rivales de profesión que se han hecho muy fuertes durante estos dos años en los que ha estado desaparecido.

https://www.youtube.com/watch?v=MWrh27E8Jl4

Uno de sus enemigos musicales más fuertes ahora mismo es Kendrick Lamar. Está nominado a 10 Grammys este año, y ya ganó los dos a los que optaba en el 2015. Kanye ya se enfrentó a él en twitter (cómo no) pero a pesar de todo, se han aliado para lanzar uno de los temas más fuertes del álbum: No more parties in LA. Parece que empieza a entender eso de tener amigos hasta en el infierno.

¿Recordáis el momentazo en el que le intentó arrebatar el premio a Taylor Swift y entregárselo a Beyoncé en pleno discurso de agradecimiento? Pues siete años después se ha arrepentido y le ha mandado flores a la cantante de Bad Blood para pedirle perdón.

¿Qué está pasando? ¿Aliándose con sus enemigos? ¿pidiendo perdón?

Después de todas estas polémicas, ¿se está suavizado el corazón de nuestro amigo Kanye?