Por qué ‘Jurassic World: El reino caído’ está llenando todos los cines

En su primer fin de semana la película se ha convertido en el mayor estreno en los últimos tres años en España

El día que Steven Spielberg eligió al director barcelonés Juan Antonio Bayona para dirigir la quinta entrega de la saga de Jurassic Park, sabía que lo que estaba haciendo era una apuesta segura. En su primer fin de semana la película se ha convertido en el mayor estreno en los últimos tres años en España con una recaudación de 7,8 millones de euros. Ni siquiera la última entrega de la saga de Star Wars, Han Solo, ha conseguido eclipsar el éxito de unos dinosaurios que atrajeron a 7 de cada 10 espectadores que acudieron a los 405 cines en los que se estrenó el pasado fin de semana. 

Con un ritmo que no te permite ni levantarte del asiento en los 128 minutos de duración, Bayona muestra el deterioro del parque temático Jurassic World en los tres años en los que los dinosaurios han estado fuera de control y campando libremente por los confines de la Isla Nublar. Sin embargo, la erupción del volcán inactivo de la isla provocará que Owen (Chris Pratt) y Claire (Bryce Dallas Howard) pongan en marcha un plan para salvar a los dinosaurios de la extinción trasladándolos a un santuario en Estados Unidos.

Sin embargo, esta misión tan aparentemente altruista  tomará un giro inesperado cuando los protagonistas descubren una conspiración que podría convertir nuestro planeta en un lugar con un inmenso peligro no visto desde tiempos prehistóricos. Una amenaza en la que un dinosaurio híbrido increíblemente peligroso e inteligente, el Indoraptor, jugará un papel central al escapar y sembrar el terror en toda la propiedad. Un digno heredero del Tyrannosaurus Rex y el Indominus Rex de los filmes anteriores y que provocará que más de uno/a salga sin uñas de la sala de cine.

Teniendo en cuenta que la acogida de El Reino Caído ha repetido su éxito en los 48 países en los que se ha estrenado recaudando 151 millones de dólares en 48 horas y que su estreno más esperado, el de Estados Unidos, no se producirá hasta el próximo 22 de junio, no sería demasiado optimista afirmar que la cinta de Bayona podría convertirse en su mayor éxito por delante de éxitos como El orfanato, Un monstruo viene a verme o Lo imposible, llegando quizás a igualar los 1.600 millones de dólares recaudados por su predecesora Jurassic World en 2015. 

Si algo ha quedado claro este fin de semana es que si Spielberg apostó por Bayona es porque no quería una simple secuela, quería un éxito en todo regla.