La Historia Conmovedora Que Hay Detrás De La Canción 'Knockin' On Heaven's Door'

“Knock, knock, knockin' on heaven’s door”. ¿Cuántas veces habrás cantado ese verso?. Y sin contar las veces que tu cabeza lo repite inconscientemente cuando no puedes sacártelo ni intentando dejar la mente en blanco. Aún así estoy seguro de que no sabes continuar con la siguiente estrofa, y que (posiblemente) no sabes qué canción está sonando hasta que llega el increíble estribillón. Pero no te preocupes, yo estoy aquí para explicarte de lo que realmente habla la canción, y seguro que te entra el gusanillo de aprenderte el resto de la letra.

"Mama, take this badge off of me

I can't use it anymore."

¿De qué está hablando? ¿Qué dice de una placa? La canción está escrita desde la perspectiva de un sheriff moribundo. Bob Dylan compuso esta canción para la banda sonora de la película Pat Garrett Y Billy The Kid, un western americano de 1973, en el que también participa haciendo sus pinitos como actor.

Durante toda la canción trata el momento en el que siente que la vida se acaba, se le va de las manos y se acerca poco a poco a la oscuridad. No se sabe si la canción fue la que inspiró al director para reproducir esta escena, o si Dylan escribió los versos después de ver la escena ya grabada, pero la verdad es que las dos partes encajan a la perfección como puedes ver en el vídeo de abajo (¡ALERTA, SPOILER!).

https://www.youtube.com/watch?v=hFxwq33rVAs

Knocking On Heaven’s Door es una de las canciones más versionadas de la historia. Hasta tú habrás hecho de las tuyas en algún karaoke o debajo de la ducha. Desde Eric Clapton hasta Avril Lavigne, pasando por U2 y la famosa versión de Guns ’N’ Roses que recaudó mucho más que la original, a pesar de eliminar completamente el sentido de la canción con la interpretación que hicieron de ella.

Además, hay una parte oscura y muy conmovedora en la historia de esta canción. Bob Dylan nunca ha permitido que se modifique ni una palabra de sus canciones, pero en esta ocasión aceptó por una buena causa. El músico Ted Christopher publicó su propia ‘Knockin' On Heaven’s Door’ añadiendo una estrofa más a la canción original:

"Lord these guns have caused too much pain

This town will never be the same

So for the bairns of Dunblane

We ask please never again."

Estos versos fueron incluidos en memoria de los 16 niños asesinados en la masacre de un colegio en Dunblane (Escocia) en 1996. Thomas W. Hamilton entró en el gimnasio del colegio con tres armas de fuego y atacó a una clase de primaria justo antes de suicidarse de un disparo en la cabeza. Se trata del asesinato masivo de niños más grande de Reino Unido.

https://www.youtube.com/watch?v=lImrA-vw0C0

A ver quién se atreve a decir que no es uno de los himnos más grandes de la historia.