Gwyneth Paltrow ha embotellado el olor de un orgasmo de Kim Kardashian

Donde tú ves una tremenda estupidez Gwyneth Paltrow ve una oportunidad de negocio.

Gwyneth Paltrow, antes conocida por su carrera como actriz y actualmente por estafar con productos carísimos basados en la ignorancia y la pseudociencia con su marca Goop, acaba de marcarse su último gol mediático: embotellar el olor de un orgasmo de Kim Kardasian, sea lo que sea que quiere decir eso. No es la primera vez que Paltrow hace una de estas. De hecho su negocio está muy focalizado en una visión a veces absurda y otras directamente peligrosa de la sexualidad. Hace un tiempo lanzó al mercado una vela aromática con olor a su vagina (esto entraría en la categoría de absurdo), aunque la indignación real por parte de la comunidad médica la produjo al recomendar introducirse huevos de jade (que ella vendía en su web por un pico, lógicamente) en la vagina y los baños de vapor vaginales, que pueden producir infecciones serias. 

Kim Goop

El caso es que siguiendo en su línea empresarial Gwyneth ha querido aprovechar el tirón enviándole a las influencers de las influencers, Kim Kardashian, un kit personalizado con un vibrador, lubricantes y una velita con un “Esto huele como el orgasmo de Kim”. Obviamente Kim lo compartió en sus redes: “Nunca he estado más excitada… por una vela. Gracias Gwyneth, te quiero. Gracias Goop”. Si por los motivos que sean te entusiasma la idea de tener una velita aromática con olor al orgasmo de Kim, sorry, no está a la venta, tendrás que conformarte con la genérica “Esto huele como mi orgasmo” o su antecesora “Esto huele como ni vagina”, aunque para ambas hay lista de espera. De todos estos productos y más se hablará en la nueva temporada que Netflix ha firmado con Gwyneth y su marca. La serie Goop Labs, que no deja de ser un anuncio muy largo presentado por Paltrow, se centrará esta vez al 100% en el sexo, la intimidad y el “empoderamiento femenino”.

Goop comenzó en 2008 como una siemple newsletter de estilo de vida y en poco más de una década ha pasado a convertirse en un negocio con un valor de mercado de 250 millones de dólares. Dentro de los muy lucrativos (y nada científicos) artilugios de la reina del “wellness” no solo tenemos cosas relacionadas con las vaginas, hay muchas más cosas en la vida son las que sacar el dinero a la gente. Paltrow vende también en su web por 85 dólares una colección de seis cristalitos mágicos de colores que prometen: restaurar tu confianza y autoestima, mantener a los “vampiros emocionales” fuera de tu espacio vital, darte apoyo emocional en los problemas reproductivos femeninos y catapultarte al liderazgo femenino en el trabajo. Y la gente gastándose el dinero en terapia psicológica, ¡qué insensatos! También cabe resaltar su colección de pegatinas corporales “preprogramadas a una frecuencia ideal que permiten corregir desequilibrios”. Con pegarte una pegatina en tu cuerpecito serrano Paltrow promete combatir la ansiedad, ayudarte en tu concentración, que estarás más guapa o te querrás más a ti misma. No le deis dinero a esta señora, porfa.