Guía para interpretar el whatsApp y saber si quiere algo contigo

La tecnología, y el Whatsapp concretamente, ayuda para muchas cosas, pero para otras no. Antes, si eras avispado (que yo no lo era) sabías si le gustabas a alguien o no. Era sencillo. Si te hablaba en el recreo, le gustabas. Si venía a decirte algo entre clase y clase, le gustabas. ¿Si te escribía una notita? (nivel pro) Pues depende de lo que pusiera, pero lo que estaba claro es que si iba firmada junto a unos corazoncitos la cosa estaba hecha. Era un código internacional que chicos y chicas entendían. Pero ahora…

Los tiempos han cambiado. Llegaron los móviles, las llamadas y los SMS. Luego Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat y WhatsApp. Ahora los mensajes son muy confusos y los emojis no ayudan. ¿Qué significa un besito con corazón? ¿Si mandas 20 mensajes significa que quieres quedar? Sé a ciencia cierta que yo no era espabilado antes, y ahora estoy completamente perdido. Pero también sé que no soy el único, así que ahí va una mínima guía para interpretar los mensajes del servicio de mensajería por excelencia.

Básicamente, un mensaje puede analizarse por el contenido y por la forma. Lo que en el instituto se llamaba el análisis semántico y el análisis sintáctico. Vamos con el primero.

Semántica de los chicos

Cuando un chico manda una carita sonriente, significa que está ligando. Cuando manda una carita triste, quiere dar pena para ligar. Cuando manda una carita pensativa, lo mismo pero haciéndose el interesante. Si manda besitos con corazones, quiere ligar desesperadamente. Si manda flores, animalitos, señales, edificios o coches, está ligando. Y si te manda la carita que guiña el ojo… te está apuntando. Está de caza y eres su presa. Huye si no quieres más mensajes.

Y así con los más de 100 emoticonos que hay ahora mismo en WhatsApp. Sin discusión. Siempre está ligando.

Semántica de las chicas

Si una chica te manda un smiley puede ser porque está contenta por algo. Y, como hay varios tipos de alegría y de triteza, pues todos esos tipos de caritas. Si te manda un animalito puede ser que está en modo cuqui, o que simplemente esté hablando de su mascota. ¿Te ha mandado un reloj de arena? Pues es que te está hablando de relojes de arena. O del tiempo que pasa sin cesar. Quién sabe.

Si una chica te manda un corazón, no te confundas, sólo es un corazón (“¿Por qué los chicos lo interpretan todo como que estamos ligando?”, piensan ellas). Si has recibido un besito con un corazoncito… Pues significa un besito con un corazoncito (¿no has visto a nadie dar besos con corazones? Vale, yo tampoco). Lo peor es que si tienes que preguntarle lo que significa, algo estás haciendo mal. ¿Te ha puesto el emoticono de estar colorada o el de los ojitos con corazones? No, no tiene por qué estar enamorada. Es que hay muchas formas de amor.

En resumen: nunca vas a saber lo que significa un whatsapp enviado por una chica. Científicamente demostrado.

En todo caso, la semántica es una ciencia confusa. Intervienen dos o más intérpretes y siempre puede haber lugar para los malentendidos. Por eso no es (del todo) tu culpa si no lo pillas a la primera. Pero la sintaxis… ¡Eso es una ciencia que no falla!


Sintaxis de los chicos

En primer lugar, todo son oraciones simples. No hay subordianadas. Como mucho varias frases seguidas. Así que lo más normal es que se manden varios mensajes seguidos. No te asustes, todos vienen a parar al mismo punto. Si al abrir tu móvil encuentras “Hola! Qué tal?”, el chico está preparando el terreno para ligar. Si te sigue escribiendo, es que ya está ligando.

¿Te ha mandado cuatro mensajes y varios de ellos son oraciones interrogativas? Quiere saber si está ligando bien. Fácil y sencillo.


Sintaxis de las chicas

La sintaxis de las chicas es mucho más compleja. Si te manda un párrafo del demonio de 20 líneas de WhatsApp, significa, exactamente, lo que pone (o no). No pasa nada porque sean frases simples o compuestas. ¿Te ha escrito seis mensajes seguidos? Pues eso es que tendrá seis cosas seguidas que contarte. O seis cosas que se le han ido ocurriendo pero que no tienen por qué ir seguidas. O sí, pero te lo ha escrito todo de golpe porque luego no va a tener tiempo. O es que ahora está aburrida. O cansada. O disgustada. O lo mismo significa “la estás cagando, chaval”.


La sintaxis de una mujer es mucho más rica en significados que la de los hombres. Y su semántica… ¡Ni te cuento! Ellas lo saben. Y por si os quedaba alguna duda, chicas, espero que esta guía haya sido de utilidad. Pero si eres chico… mi más sentido pésame. Espero que te aclares. Si no, pregunta o no preguntes. Tú mismo. Yo no te he dicho nada, que luego la bronca viene para mí. Por si acaso, aquí tienes (en inglés) la explicación de tooooooodos los emojis.

En todo caso: ¡ánimo, valiente!