Guía de los 'eyaculadores precoces de la amistad' que te aman nada más conocerte

Quizá habías quedado con tus amigos y alguno se trajo a un colega o, puede que incluso, conocieseis a la persona en cuestión en el bar… El caso es que —por decir un nombre— Juan, al minuto y medio de conocerte, ya siente que eres su nuevo mejor amigo y, ¡ay amigui, me da que de esto no hay quien te libre!

Juan es lo que yo denomino un ‘eyaculador precoz de la amistad’. Estos sujetos sienten una especie de flechazo contigo en el plano amistoso. A primera vista parece inofensivo porque no tiene connotaciones sexuales, pero os puedo asegurar que este fenómeno puede ser peligroso. Sienten algo que no pueden reprimir porque va desde la admiración (es difícil admirar a alguien que conoces de 30 segundos, se han dado casos pero me da que algo infundados) a la idealización. Y, claro, quién se puede resistir a algo así cuando, además, ellos creen que es recíproco. ¿Que cómo lo creen si llevan hablando dos horas de sí mismos y tú no has dicho más de dos palabras seguidas? Pues, chico, porque eso se nota (guiño, guiño) y, además, mira qué bien les entiendes que sabes escucharles….

Bueno, venga, que no cunda el pánico. Que no está todo perdido. Porque a Juan ya va a ser difícil esquivarle: tiene tu número y sabe dónde vives, la persecución está asegurada. Pero todavía podemos hacer algo con todos los Juanes que te quedan por encontrarte en el futuro. Lee atentamente porque aquí tienes una guía para reconocer a los distintos eyaculadores precoces de la amistad que existen. No te aseguro que estén todos porque cuenta la leyenda que se reproducen entre ellos y mejoran sus técnicas pero te recomiendo que andes alerta. No estamos a salvo: están por todas partes.

El coleccionista de números

Su móvil es una base de datos por la que pagaría una millonada cualquier equipo de marketing. Él no se queda sin espacio en el móvil porque se ha bajado 80 apps solo para poner filtro de ‘guapa’ a las fotos como hacemos tú y yo. No. Él necesita un disco duro externo para el móvil solo por la agenda. Por Dios, ¡que es de los que apunta ‘Laura_Gómez_López15’ porque hasta con los dos apellidos las tiene repes! Lo reconocerás porque te pedirá el móvil antes de que hayan pasado 5 minutos. Puede incluso que ni siquiera te diga para qué, que lo dé por hecho a lo loquer. Lo cual te descolocará con toda esa naturalidad. Balbucearás y, aunque no lo veas claro, te será difícil negárselo de tan inocente y sencillo que parece. No lo hagas, ¡sé fuerte! ¡Sálvate!

Truco: acabas de cambiar de número y no te lo sabes, que te lo dé él y ya le llamarás…


La inseparable

En qué momento le diste cancha a esta tía para entrar en tu vida… Ya no te acuerdas y solo hace una semana pero, ¡qué semana! Ya no sabe ni ir a cagar sin ti y cualquier whatsapp que le llega debe consultártelo y ser sometido a votación —sí, hija, entre dos— para ver qué contesta. La reconocerás porque desde el primer día será capaz de escribirte cinco veces solo para que le digas si saluda al tío que le gusta con un ‘hola’ o con un ‘buenas’, que te darán ganas de decirle que mejor con un emoticono pero con un dedito mirando para ella.

Truco: sé que bloquear a alguien en whatsapp es cruel si no es tu ex, pero esta opción existe porque a veces es necesaria para la supervivencia. Hazlo. Sufrirá solo dos minutos, luego le escribirá a tu sucesora que la bloqueará cuando lea este artículo y así en bucle hasta que la maldición llegue a mí. Ay, Dios.


El proactivo

Ya ha hecho planes para los dos de aquí a 2045 y todavía le sabe a poco. Y eso que es la primera caña que os tomáis… Pero sí, que si el Sonorama, tomar unas Alhambras en Granada y luego pasaros a por unos espetos malagueños, y qué me dices del descenso del Sella, bueno, y en Madrid van a hacer un espectáculo que se llama ‘Poesía es nombre de mujer’ que mola todo, ¡ah!, y a ver ‘El Club de la Comedia’ vamos juntos, ¿eh?... Tú no le pares los pies, que como hagas todo eso ya te digo yo que no te da tiempo ni a tener descendencia. Le reconocerás porque no vive en el presente: solo habla del futuro, de lo que podéis hacer. Y cuando este llega se dedica a inventar otra cosa en lugar de disfrutar de lo que estáis haciendo.

Truco: la verdad es que es un poco absorbente e hiperactivo pero tiene buenas ideas… tienes que meter a más gente. En grupo se diluye y podréis soportar entre todos mejor su exceso de energía.


El 'sentío'

Te cuenta su vida a los tres segundos de conoceros y con eso ya decide que habéis tenido feeling cuando no sabe ni tu nombre. Pero, hala, con eso ya has conseguido que te llame a las dos de la mañana porque ha visto besándose con otro a su exnovia, la de cuando iba a parvulitos. Le reconocerás porque te hablará de sus dramas sin preliminares: desamores y enfermedades son sus temas top.

Truco: si consigues hablar (sí, he dicho ‘si consigues’) y quitarle protagonismo perderá su interés por ti. Te quiere solo si todo se centra en él.


Flechazos de baño

Igual que del baño, podríamos hablar de la infinidad de colas que hacemos a lo largo del día que cualquiera aprovecha para pegar hebra pero es cierto que, por la situación, el baño une. Sabemos que es una amistad efímera que, como mucho, llega a un chupito.

Pero, como hay gente muy perseverante, te damos también el truco para huir: usa la puerta que estás en un local o haz otr@s amig@s de baño, ¡los cuernos siempre duelen!


*Nótese que los géneros de los eyaculadores precoces de la amistad se han puesto de forma aleatoria. Gracias y mucha suerte (emoticono flamenca).