Gentleman Jack, la serie de HBO sobre la ‘primera lesbiana moderna’ que tardó 20 años en hacerse

'Gentleman Jack' se basa en los diarios de Anne Lister, gran parte de los cuales estaba codificado mezclando griego antiguo, álgebra y signos zodiacales

Con Juego de Tronos finalizando su última temporada, HBO necesitaba una nueva baza que mantuviera a su público enganchado a la plataforma. Muy oportunamente, ha estrenado Gentleman Jack, una serie de época coproducida junto a la BBC que explica, desde un punto de vista feminista y queer, la vida de Anne Lister (1791–1840), un personaje histórico real y considerada "la primera lesbiana moderna".

Las primeras críticas ya han salido, y todas destacan su calidad. Y era de esperar, la autora de la serie tenía una historia fascinante entre manos de la cual podía sacar mucho jugo. Lister fue una mujer estudiosa, terrateniente, que quería dirigir sus tierras en un mundo de hombres, fue viajera y, además, vivió abiertamente como lesbiana. Recibió muchos insultos, la llamaban "Señor Jack" (Gentleman Jack, en inglés).

Durante muchos años escribió sus memorias. Estamos hablando de más de 7000 páginas con cuatro millones de palabras sobre su vida, un sexto de las cuales están codificadas mezclando álgebra, griego antiguo y signos matemáticos y zodiacales, para esconder los detalles más íntimos de su vida sexual y sus relaciones amorosas lésbicas. Se tardó más de 150 años en descodificarlo todo, hasta 1980. Y la autora de la serie, Sally Wainwright, tardó casi 20 años entre que decidió hacer la serie (en los 2000) y que logró ordenar los capítulos, organizar las historias y trasladarlas en un guión ágil y apto para la televisión. En total, una historia que ha necesitado casi 200 años en descodificarse y 20 años en producirse.

Suranne Jones encarna a Anne Lister en este drama de época, que según las críticas ha logrado interpretar muy bien los claroscuros del personaje. La historia empieza cuando Lister vuelve después de un viaje a Halifax (el pueblo inglés donde tenía las tierras) para dirigir sus propiedades. Su decisión se cuestiona porque nadie se toma en serio que una mujer quiera desarrollar una actividad económica reservada para hombres. Sin embargo, ella se revela ante las imposiciones sociales. Para más inri, no esconde su lesbianismo. Al contrario, se propone seducir a Ann Walker (interpretada por Sophie Rundle) que crean una de las parejas con más química de la televisión actual.

Anne Lister

La serie mezcla toques de humor con el drama. Pero lo más novedoso es la naturalidad como rompe con la cuarta pared, para trasladarte a un relato en primera persona como si estuvieras leyendo sus diarios, algo que, además, más personas harán posible gracias a Wainwright, ya que ha donado parte de los beneficios a una beca que se dedica a estudiar, conservar y descifrar los diarios de Lister.