Cómo sería el futuro si morirte fuera como mudarte para siempre a un hotel de lujo

'Upload' es la última serie de Gred Daniels, guionista de series como 'The Office' y 'Parks and recreation', y toma el relevo a 'The Good Place'

Hoy en día, con dinero y tecnología puedes hacerlo prácticamente todo. Desde banalidades como rejuvenecerte o cambiar tu cara y cuerpo hasta logros tan importantes como tener hijos siendo estéril o recuperar la movilidad tras perder extremidades. Hemos dominado nuestro cuerpo y la naturaleza, excepto en una cuestión: la muerte. Podemos intentar atrasarla, pero una vez que llega, es inevitable. O no.

Esta es la premisa de Upload, una serie de ciencia ficción que se estrenó la semana pasada en la plataforma de Amazon, Prime Video. ¿Qué pasaría si fuéramos capaces de enviar los recuerdos, personalidad y conciencia de los muertos y trasladarlo a un más allá digital? La serie tiene una respuesta: el capitalismo intervendría y crearía ofertas ‘base’, ‘estándar’ o ‘premium’. Algo así como los planes de datos de nuestro móvil… pero con tu vida y muerte.

El protagonista, Nathan, es uno de los afortunados que va a Lakeview, un paraíso virtual lujoso. Allí, este joven, que ha muerto en un accidente, empieza a rememorar lo que ha hecho en vida y se da cuenta de una cosa: quizá el accidente que lo mató fue provocado por su pareja, Ingrid. Mientras se aventura en estos pensamientos, se enamora de Nora, la trabajadora que gestiona su más allá y que lo acompaña en Lakeview y que también cree que ha sido asesinado.

Suena a drama profundo, pero todo lo contrario. Está creada por Greg Daniels, famoso guionista de humor que trabajó en Parks and Recreation, The Office, Seinfield, Saturday Night Live y Los Simpsons (y Space Force, que todavía no se ha estrenado, pero saldrá a finales de mes en Netflix). Aunque es ciencia-ficción, es una comedia (romántica, de hecho), y se centra más en la relación entre Nora y Nathan con el toque típico de Daniels: es un amor súper sencillo y súper dulce. Aunque trata un tema tan trascendental como la vida, la muerte, los abusos del capitalismo y las relaciones tóxicas, esta pareja hace que la serie sea muy rosa y te saque una sonrisa.

Pero este amor sencillo no es lo único que caracteriza las series de Daniels, también destaca su humor. Como los fans de Parks and recreation o The office recordarán, tiene la capacidad de hacer que te encariñes de personajes rancios, pero sin blanquear sus chungadas. Al contrario: entiendes lo problemáticas que son gracias al humor. Es decir, en The office, Steve Carrell interpreta a un personaje que encarna el white privilege, y a través de chistes y situaciones muy propias de su género predilecto, el “cringe comedy” (escenas que pueden ser verosímiles pero que dan vergüenza ajena), te ríes de su toxicidad y entiendes lo ridículo que puedes verte si sigues su patrón de conducta.

En Upload, de nuevo, vuelve este tipo de humor. Esta vez, para reírse de las situaciones absurdas a las que nos llevan el capitalismo, la tecnología y las relaciones en la época de las redes sociales y los mundos virtuales. A la trama principal la acompañan un montón de detalles sobre cómo es el mundo en 2033 (en que se sitúa la acción) y que satiriza nuestras obsesiones: por ejemplo, la búsqueda constante de las cinco estrellas, las buenas reviews y el consumidor satisfecho. Lo exagera preguntándole siempre a los clientes sobre su opinión, a pesar de que están literalmente muertos. Para la empresas, lo más importante es saber si les gusta su producto, no si son felices pese haber finalizado abruptamente su vida.

La premisa de Upload no es nueva: el capítulo San Junípero de Black Mirror va sobre conectar tu mente a una máquina cuando mueres, o Forever, también en Prime Video, que va sobre el infierno. A pesar de que no es revolucionaria, es corta, entretenida y muy dulce. Y con lo duro que está siendo este 2020 hace falta mucho más humor como el de Daniels. Para muchos, Upload toma el relevo a The Good Place, otra serie sobre el más allá, cuyo humor y sensibilidad han sido muy aplaudidos. Mírala ahora que todavía nos quedan unas largas semanas (si no es que se alarga más) de confinamiento.  

CN