Frikismos De La Vida Real Basados En Series De Televisión

La espera insufrible entre episodios y temporadas no es la única secuela que nos deja el estar enganchados a las series. Esta adicción puede acarrear otras consecuencias. He aquí unos ejemplos.

Trastornos de personalidad

No eres tú. Eres una hiperfragmentación de personajes. Te quejas como Estela Reynolds, celebras tus hitos con un “choca los cinco” a lo Barney Stinson y sales al paso de temas escabrosos con frases sin sentido de Ralph Wiggum.


Trastornos de conducta 

Incluso a veces nos metemos tan en el papel que pasamos de imitar algunos rasgos de los personajes a creernos que somos el personaje en cuestión.


Trastornos físicos

La influencia de las series no solo perturba nuestra psique. También nuestro cuerpo puede sufrir alteraciones a causa del fanatismo de algunos.


Trastornos de vestuario

Una cosa es comprarte camisetas de tus series favoritas. Incluso que forres tu habitación con algunos pósters. Lo entendemos. Pero de ahí a imitar la vestimenta de tu héroe o villano favorito hay un paso. Este fenómeno tiene su auge en las ferias de cómics o en el famoso Salón del Manga.

Esos Pikachus no tienen buena pinta

Spiderman y uno de sus archienemigos después de unos litrillos
Spiderman y uno de sus archienemigos después de unos litrillos

El caso hard extrem es cuando te tomas el temilla tan en serio que el día de tu boda ocurre esto.

Muero de amor
Muero de amor


Te surgen nuevas inquietudes que no te dejan dormir

¿Qué tiempo de condena le caería a Walter White al finalizar Breaking Bad? Un estudio (de la Universidad de Wisconsin, Carolina del Norte, Ohio o de la Universidad de Navarra, quién sabe) desvela que el Heisenberg debería cumplir un total de 7 cadenas perpetuas y 698 años en prisión. Pues nada. Hakuna matata.

Podéis ver el desglose de las infracciones de Walter White en este artículo.


Te despierta tu ansia creativa 

Este apartado es un auténtico cajón desastre donde prácticamente todo tiene cabida. Una de las series que más avivan el espíritu creativo de su audiencia es Game of Thrones. Mirad esta intro con iconos de whatsapp.

O esta parodia de Payphone de Maroon 5.

Incluso la NBA tiene su propia parodia (increíble el rol de los San Antonio Spurs).

Y ahora toca ponernos tiernos para ver uno de los mejores regalos del mundo. Dragon Ball seguramente es una de las series de la infancia de muchos de nosotros. Siempre soñando en ser como Goku, en volar, hacer un kamehame o invocar al dragón. Pues bien, aquí un padre brasileño que para el cumpleaños de su hijo le regala esto.

Un cortometraje con los dibujos calcados a los de Dragon Ball donde padre e hijo son los protagonistas de las aventuras de la serie. Ahora todos los regalos que os hayan hecho os parecerán nada al lado de esto. Lo siento. (Saltaros la parte de las fotos y tal. El vídeo y los dibujos son una auténtica pasada).

Crédito de imagen: Teinteresa