El ‘flow 2000’ vuelve pisando fuerte

Sin darnos cuenta, la estética de los 2000 ha vuelto, y tenemos para rato

Nos guste o no, el estilo 2000 ha vuelto pisando fuerte. Cómo y cuándo, no está claro, pero la constatación de ello está en todos lados: el total look denim de Julia Fox hecho con solo unos vaqueros con un tiro bajísimo, las mariposas de Rosalía en los dientes o bien el estilo Y2K de Maddy en Euphoria. De hecho, las siglas del estilo Y2K nacieron con el hashtag de Tumblr (#Y2K) que se usaba en los posts para referirse a “year two thousand”, es decir, el año 2000. Pero si Tumblr queda lejos, basta con mirar como en Tiktok, el hashtag #y2k tiene 5,4 billones de visualizaciones. Ha pasado la pandemia y hemos vuelto al estilo de principios de siglo.

¿Nostalgia o revival? Hace un par de años que la estética dosmilera ya se ha dejado ver en las pasarelas con marcas de lujo, como ha sido el caso de Balmain con su colección para la primavera-verano que presentó el 2020. Y de hecho, la motivación de recuperar este estilismo responde a lo que se conoce como la economía de la nostalgia, igual que ya se ha hecho con otras modas como el estilo de los 80 o el rollo hippie.

El retorno del estilo de principios de siglo también responde a la situación convulsa de nuestros tiempos. Pandemia, crisis, ahora una guerra, nada como volver la mirada atrás, cuando empezaba justo el nuevo milenio y parecía todo más brillante. Incluso para la moda. 

@oanheart Reply to @hanhdo__ living my y2k dream 💖 what's next? 🤔 #fyp #fypシ #foryou #outfit #y2k #viral #oanheart ♬ Oops!...I Did It Again - Britney Spears

Junto con esta nostalgia también desempolvamos iconos como los de Britney Spears antes de su breakdown o Paris Hilton: tops, tiros bajos, tonos golosina, accesorios con forma de mariposa, plataformas y corsés a lo Cristina Aguilera. Ahora bien, la añoranza no debe convertirse en un problema y la idea de que “cualquier otro tiempo fue mejor” no nos tiene que dejar engañar. Toda estética va acompañada de una ética, y el momento álgido del estilo 2000 también fue una gran laguna mental por lo que respecta al feminismo y los TCA.

Es la era de las skinny girls y las dietas extremas. Resultado: TCAs a patadas. También es cuando se crea el imaginario de la típica tía buena, pero que es un poco tontita. Es el corsé estereotipado y machista que le crearon a Britney Spears, o a otras estrellas en ascenso como Hilary Duff, la prota de la icónica serie de Disney Channel Lizzie McGuire. Conseguir recuperar la estética Y2K y exorcizar todos sus demonios para abrazar el estilo con perspectiva feminista es la tarea que ahora mismo tienen influencers y estilistas. Si esta empresa tendrá éxito o no, solo el tiempo lo dirá, lo que está claro es que tanto las grandes cadenas de ropa como las pasarelas de alto standing ya se han imbuido del flow 2000, y tendremos para rato.