Así De Fácil Sería Tu Vida Si Ante Cualquier Apuro Contestaras Como Un Futbolista

Si eres un poco friki y le dedicas unos días a analizar las respuestas que los deportistas dan en las ruedas de prensa, te darás cuenta de algo: todos dicen lo mismo. No sabemos si es que sufren una alarmante falta de recursos verbales o es que tienen demasiado miedo de cagarla, el caso es que los tópicos en el mundo deportivo se repiten más que los capítulos de los Simpson.

Pero la verdad es que aunque a la larga queda claro que solo son patrañas, pueden servir para salir de un apuro.

Antes de una fiesta

"Este es el momento que hemos estado esperando toda la semana. La noche es larga y habrá que jugarla toda si queremos lograr el objetivo. Debemos beber desde el principio para no desentonar pero sin pasarnos para no agotarnos demasiado pronto. Somos un equipo, y si en algún momento alguien necesita ayuda, iremos a apoyarle. Solo así triunfaremos".


Cuando te preguntan por qué no ligas

"Yo lo he dado todo. He estado trabajando durante la semana y he seguido el plan, pero el rival también juega. Han defendido bien, muy juntas toda la noche, sin dejar espacios, y aunque lo he intentado al final lo que cuenta es que no he logrado meterla".


Cuando tienes un gatillazo

"Lo siento, de verdad. Esto no estaba planeado, he perdido los nervios y lo he hecho mal, pero lo que pasa en la cama se queda en la cama. Seguiré trabajando y esto no tiene porqué ser un problema en el futuro".


Cuando dejas a tu pareja

"Estos han sido los mejores años de mi vida, pero todo tiene que acabar. Aunque lo hemos intentado, ambos necesitamos seguir mirando hacia adelante. La vida no acaba aquí y espero que en un futuro podamos volver a encontrarnos. Siempre te llevaré en el corazón".

*Unas lagrimitas y un nudo en la garganta le dan credibilidad.


 Cuando explicas que te han despedido

"Estoy mal. Tenía claro lo que tenía que hacer y creo que lo he hecho bien, pero no todo está en mis manos. El jefe ha decidido sustituirme y yo lo acepto, porque al fin y al cabo lo que importa es el bien de la empresa".


Cuando tienes un examen difícil

"Me gustan los retos y lo afronto con ilusión. Soy consciente de la dificultad pero voy a ir a aprobar. Estudiaré y aunque este profesor tiene una alta tasa de suspensos, ahora mismo la posibilidad de sacar algo positivo está al 50%".


Cuando suspendes

"Al final la lógica se ha impuesto. Aunque he escrito todo lo que sabía con buena letra, el profesor es muy cabrón y ha propuesto un examen que no estaba a mi alcance".

Crédito de la imagen: mirror.co.uk