Cuando escribir es la única manera de no caer en el abismo

Anabel Lorente, más conocida como Catana3el, ha publicado un libro donde recopila en palabras algunas de las historias más crudas que fueron plasmadas en su famosa serie de vídeos "True Story”

“La estrecha que no se quiere liar con nadie. La borde que se piensa que está buena. La rara que habla con desconocidos. La que no sirve para estudiar. La que juega sola. La contestona. La antipática. La anoréxica. La intensita. La listilla. La xibata. La choni”. Así dice la contraportada del libro True Story de Anabel Lorente, más conocida como Catana3el. Se trata de un libro autopublicado y autogestionado que recopila historias silenciadas acompañadas de sus ilustraciones. Fue hace algunos años cuando sus vídeos empezaron a circular por redes sociales, generando una ola de seguidorxs que han apoyado estos relatos ilustrados por la sinceridad que tienen y porque, en el fondo, hablan sin pelos en la lengua y sin vergüenza.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

He ido al médico. #feminismo #machismo #machismoestrutural

Una publicación compartida de Anabel Lorente (@catana3el) el

En el libro, las historias están contadas en tercera persona. Esto hace que se genere cierta distancia entre los personajes y la autora pero permite que lxs lectorxs que se acerquen a él puedan encontrar y sentir esas historias como propias. Hay algunas experiencias que es complicado compartir con lxs demás, que es complicado reconocer que han ocurrido y, sobre todo, que son complicadas de superar. La dependencia emocional, el maltrato psicológico, el maltrato físico, el ninguneo, la presión social… todo esto son realidades para cientos de personas que las experimentan en silencio pero, ¿cómo sanarlas?

No solo ayuda hablar con otras personas, sino ver que en este tipo de luchas no hay soledad. Sí, puede que la sientas muy de cerca, puede que veas que no hay nadie a tu alrededor justamente cuando lo necesitas pero esas superaciones están dándose constantemente en los rostros y las mentes de quienes menos imaginas y están ahí: en esa persona que te cruzas en el supermercado, en aquella que ves entrar en un portal, en quien sube en ascensor contigo en silencio, en esa compañera de trabajo que conoces poco o en tu nuevo vecino. Todxs estamos inmersos en la rutina luchando con nuestros demonios. 

Catana3el ha plasmado este tipo de experiencias para que quienes sufren o han sufrido como ella encuentren un espacio donde sentirse identificadas, que encuentren un espacio que funcione como hogar y que quizás se atrevan a dar el salto para sanarse. Sin duda alguna la escritura es una vía que actúa como hilo y aguja: puede ayudar a coser lo que está roto y a cerrar lo que está abierto. Una vez que plasmas tu dolor sobre un papel, cuando eres capaz de leerlo como si le hubiera ocurrido a otra persona eres capaz de tomar una perspectiva objetiva y, ¿qué sucede cuando somos objetivxs?

Es fácil de reconocer. Para ello pondremos un ejemplo: si viene alguien que conoces, alguien a quien quieres y te cuenta algo triste que le está sucediendo, tú, desde fuera, eres capaz de proporcionar ciertas herramientas para que esa persona supere su dolor, le das consejos porque no estás viviendo en su piel, le das consejos que quizás le sirvan porque eres capaz de entender dónde está el origen. Lo mismo pasa con True Story, ves las experiencias que vive el personaje y entiendes de dónde viene el dolor, dónde ha sido creado el trauma y cuando ese personaje sufre, niega, acepta, entiende y evoluciona puedes ver un proceso que puedes también aplicarte a ti mismx y a tus propias experiencias.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Link en bio :)

Una publicación compartida de Anabel Lorente (@catana3el) el

Cuando se construye un libro suele ocurrir que otras manos quieren interceder en la historia, quieren hacer un producto de algo que es una vivencia personal. Justamente por eso Catana3el tomó la decisión de autopublicarlo y autogestionarlo para que la historia permaneciera intacta y que fuera como ella deseaba, tal y como ella la había construído. Como ella misma explicaba cuando anunció que había escrito un libro, se trata de una recopilación de historias que es importante que se cuenten. El libro fue, para ella, también una forma de subsistir a lo que vivimos durante el confinamiento, como si se tratara de una cuerda de la que agarrarse para no caer en el abismo. Por ello es importante atreverse a escribir, atreverse a contar, porque todas estas vías pueden ser nuestro punto de apoyo en momentos muy complicados. Y además, siempre puedes volver a ellas para recordar el propio recorrido y no olvidar.