Enviarle un whatsapp a tu coche para que te recoja y otros futuros avances del transporte

intro branded seat y pangea

Hace unos años nadie se imaginaba que pudiesemos recorrer las ciudades con coches eléctricos. O que pudiesemos pillar un Respiro o un Emov en lugar de hipotecarnos comprándonos un coche. Pero esa revolución ya ha llegado y no es nada comparado con lo que está por venir: adiós atascos, adiós contaminación, hola ultravelocidad, hola controlar el automóvil remotamente para que venga a recogerte a la puerta de tu casa. El mañana del transporte está ahí, a diez o quince años vista, y convertirá las escenas futuristas de Black Mirror en decorados medievales.

Y para que puedas fantasear con propiedad estos son algunos de los avances futuros más fascinantes en materia de movilidad:

Coches autónomos

Imagina que tu coche supiese circular con precisión milimétrica a través de la ciudad. Que en lugar de estar luchando cada mañana contra el sueño, el código de circulación y otros conductores tan hartos como tú para llegar al curro pudieses simplemente relajarte y seguir hablando con ese match de Tinder que hiciste anoche. Imagina además que todos los coches supiesen hacerlo y la armonía circulatoria rozara la perfección. Menos accidentes. Menos tapones. Más felicidad. Y está pasando de verdad. Es solo cuestión de tiempo.

Hyperloop

La tecnología necesaria para hacer realidad este invento de Elon Musk, director de Tesla Motors, existe y ya hay varias empresas poniéndolo en marcha. Se trata de una especie de tren flotante cuyos vagones-capsulas viajarán a 1.200 kilómetros por hora a través de un tubo al vacío gracias a la diferencia de presión del aire. Pronto podrías viajar de Madrid a Tánger en una hora y de Barcelona a Madrid en 30 minutos. Además produce cero contaminación, es 10 veces más seguro que el avión y tan barato como un autobús interurbano. Vaya, el sueño de cualquier viajero.

Vehículos giroscópicos

Si te quedaras dormido y despertaras dentro de una década quizá te llevases un susto curioso al salir a la calle y contemplar auténticas moles metálicas sobrevolando el tráfico rodado. Pero no, no estarías ante ovnis dispuestos a esclavizarte o matarte, sino ante los llamados vehículos giroscópicos. Un invento revolucionario del ruso Semenov Dahir que circulará con una o dos ruedas por encima de coches y motos gracias a un sistema interno giratorio que le confiere el equilibrio necesario. La carretera, mientras tanto, más despejadita.

El reinado de la energía solar

Ya nadie duda de que el reinado del petróleo está acercándose a su propio apocalipsis. Pero el transporte eléctrico, que invade poco a poco las calles de tu ciudad, tampoco está llamado a gobernar el mundo del mañana. Lo hará el transporte solar. De hecho Tesla ya anda metida en el desarrollo de Sion, un automóvil que trae incorporados paneles fotovoltaicos en la carrocería para alimentarse exclusivamente de los rayos solares. Y también existe ya el Solar Impulse, un avión solar que ha conseguido dar la vuelta al mundo con la única ayuda de nuestra querida estrella.

Autopistas para peatones

De momento en nuestro país no lo notamos con tanta fuerza, pero hay megaciudades en el mundo donde caminar por la calle es un auténtico suplicio. La masificación es alarmante. Pero un proyecto desarrollado por la empresa alemana ThyssenKrupp planea acabar con esto. ¿Cómo? Con autopistas para peatones que funcionan como enormes cintas transportadoras que conectan puntos importantes de las ciudades. Puedes dejarte llevar o caminar sobre ellas para ir más deprisa. Y ya es una realidad en el aeropuerto de Toronto.

Coches voladores

Probablemente la imagen más icónica del transporte futurista que aperece en las películas de ciencia ficción de Hollywood. Todos los coches ahí, flotando sobre la ciudad con un inexplicable orden y emitiendo sonidos apenas perceptibles. Pero aunque te suene a cuento chino, ya hay muchas empresas trabajando en ello y los coches voladores serán una realidad en menos de una década. Así que ve haciéndote a la idea de que no pasará mucho tiempo antes de que estés pillando un taxi volador un sábado de madrugada para que te vuele de vuelta a casa.

Y bucear en estas y otras muchísimas soluciones de movilidad para el futuro es lo que pretenden Seat y Pangea a través de SEAT DisrUP, una iniciativa en la que se incluyen dos hackatones en Madrid (el 6 de abril) y en Barcelona (el 20 de abril) y donde pretenden dar forma al transporte que usarás en unos años para moverte por la ciudad. En cada hackaton podrán participar ninjas digitales, genios del business y amantes de lo tecnoingenieril que quieran romper con lo establecido, crear nuevas formas de movilidad para el futuro y vencer los grandes retos del mañana.

Prepárate para asombrarte de verdad: lo bueno acaba de empezar y el futuro no está tan lejos.