La nueva edición de OT está mostrando la otra cara de los jóvenes

Después de seis años esperando, Operación Triunfo ha vuelto a nuestras pantallas y está dejándonos mucho más que música. Los 18 concursantes de esta edición transmiten sentimiento y talento (algunos más que otros), pero también valores como la igualdad de género, la lucha por la diversidad sexual o la solidaridad con la crisis de los refugiados. Miles de personas les ven, les oyen y ya les adoran gracias al canal 24 horas que ha abierto Televisión Española y en el que este grupo de jóvenes se divierten y aprenden, pero también expresan sus ideas y sus inquietudes sociales y políticas.

Gracias a los tuiteros y fans más acérrimos de esta edición, podemos ver momentos de convivencia que suponen verdaderos ejemplos de tolerancia y autoaprendizaje. "Has gritado como una nenaza", le dice Mimi, una de las concursantes, a un compañero. Él, Alfred (al que algunos ya han bautizado como el repelente del grupo) contesta a la broma con un "eso es un poco sexista". "Eso es muy sexista. Lo siento", dice ella.

Una disculpa, como en este ejemplo cotidiano de machismos, o solamente estar dispuesto a escuchar la historia de otros es la clave para abrir muchas mentes o, como mínimo, hacer llegar estos valores a las miles de personas que ven el streaming a diario. En otra ocasión, otra concursante, Marina, le explicaba a uno de los profesores que mantiene una relación con un chico transexual. 

Marina revela a Javier Ambrossi que su novio es transexual

A través de las cuentas de Instagram que el programa ha abierto para cada uno de ellos, algunos aprovechan ese canal para mandar mensajes mucho más allá de la música. Alfred, por ejemplo, ha contado en su perfil que ha decidido vestir una camiseta de la ONG catalana Proactiva Open Arms, una asociación de ayuda a refugiados, en su paso por la academia. Una forma de dar apoyo y difusión a la labor de tantos voluntarios y profesionales.

Durante unos días me veréis con esta camiseta por la academia. #ProactivaOpenArms rescata personas que se encuentran enmedio del mar huyendo de la desastrosa situación de su país en guerra. Mediante pequeñas pateras intentan llegar a Europa después de días y noches en alta mar, muchos y muchas de ell@s quedando deshidratad@s, algunas madres dando luz e incluso algun@s muriendo en el intento. Es nuestra responsabilidad ayudar en lo que podamos, alzar nuestra voz desde el altavoz que tengamos, en mi caso TV e IG, para que estas personas encuentren su lugar mientras su hogar está siendo bombardeado. Si quieres ayudar, métete en www.proactivaopenarms.com y encuentra tu manera de hacerlo. #Astral #OpenTheBorders #CasaNostraCasaVostra

A post shared by 🎤 ALFRED (@alfred_ot2017) on

Tras apenas un mes de emisión es imposible discernir aún quién podría ser el ganador de esta edición de OT. Lo que sí sabemos es que la vuelta del programa ya se ha convertido en todo un ejemplo de tolerancia y respeto. Camisetas, pulseras o sencillas y tiernas conversaciones son pequeñas pinzeladas de los valores que llegan a adultos, pero también a muchísimos jóvenes que se identifican con ellos y de quienes se están convirtiendo en referentes.