Dime Qué Películas Te Gustan Y Te Diré Qué Libros Leer

Nuestros gustos sobre películas pueden darnos pistas a la hora de escoger lectura. Como nos acercamos al final de abril y las lluvias, aquí va una guía para cambiar el plan de manta y peli por el de parque y libro.

1. Si te gustan los dramones 

En tus sesiones de cine, jamás falta una caja de pañuelos y una tableta de chocolate. Te enganchan tanto los primeros diez minutos de Up (¡maldito seas, Pixar, por romper mi corazón!) como Expiación, El Piano o Los puentes de Madison. Vamos, que lo tuyo es la catarsis. Si es tu caso, corre a tu librería de confianza. Puedes comprarte la novela de Ian McEwan en que se basó Expiación, por ejemplo, pero si quieres variar, pide Mil soles espléndidos, de Hosseini. Lagrimita asegurada.

2. Si lo que quieres es reírte un rato

La vida ya tiene suficiente drama, así que lo que quieres es algo ameno y divertido. A ti te gustan las comedias, románticas o no. Lo mismo te da El jovencito Frankenstein que Cuando Harry encontró a Sally. La cosa es reírse un rato. En ese caso, corre a por Cómo se hace una chica, de Caitlin Moran. Da igual lo turbia que sea la situación que narra, siempre te arranca una carcajada.

3. Si te va el rollo de época

Naciste en el siglo equivocado. Cada vez que te tomas dos vinos (o un té) acabas diciendo a quien quiera escucharte que ya no quedan Mr. Darcys, que habrías sido el Watson de Sherlock Holmes y que nada en este mundo te gustaría más que ponerte un vestido con muchas chorreras y bailar en un salón lleno de candelabros. Orgullo y prejuicio, Downton Abbey o Sherlock te encantan, no sabes si por la estética o porque entonces la vida era menos complicada. Si todavía no has leído Anna Karenina, es el momento. Que no te desanime su tamaño ladrillesco, Tolstoi te dará todo lo que estás buscando.

4. Si lo que te gusta es la ciencia ficción

Tú lo que quieres son naves espaciales, distopías y robots. Por supuesto, conoces las sagas de Star Wars y Star Trek, has visto Gattaca unas mil veces y te sabes la canción inicial de Serenity. Cuando acabaste todo lo que existe de Asimov, Philip K. Dick y Orson Scott Card entraste en depresión porque perdiste el norte. ¡No temas! Hay distopías tecnológicas que no conoces. Busca Alba Cromm, de Vicente Luis Mora. Alba es una inspectora de policía que está persiguiendo a un pedófilo peligroso vía web.

5. Si lo que te van son las películas de dibujos animados

Te agarras a la infancia con uñas y dientes, sí, pero no es sólo eso. Es que si las mejores películas de la historia son Mulán y Toy Story y Monstruos S.A., qué le vas a hacer tú. Existe un libro para ti: Nación, de Terry Pratchett. Es divertido, está lleno de aventuras, los personajes son entrañables y cada página es tan interesante como tierna. No te lo pierdas.

6. Si lo que te gusta son las películas de terror

Tú sólo ves películas de noche, con las persianas cerradas, con una tormenta fuera y abrazando el bol de palomitas como si en cualquier momento pudiera salir volando. Te gusta mirar desde debajo de la manta Saw, Seven, The Ring, todo lo que sea oscuro y despiadado. Cualquiera de Stephen King te hará el apaño, en realidad, pero vamos a recomendarte Misery. Serás su fan número uno.

7. Si lo que te va es el rollo indie

Te gustan Ruby Sparks, Olvídate de mí (que tú titulas, por supuesto, Eternal Sunshine of the Spotless Mind), El show de Truman o las de Lars Von Trier cuando tienes el día turbio. Te gusta el cine con chicha. Hazte con Sputnik, mi amor, de Murakami, para entrar en un mundo tan extraño como hermoso y cruel.