El Demonio de Maxwell, el loco experimento sobre viajes en el tiempo en el que se basa 'Tenet'

Todo se basa en la entropía, el desorden del universo, incluso el tiempo. Pero... ¿y si fuéramos capaces de "andar hacia atrás", revertir la entropía? Esta es la premisa del exitazo de Nolan

La película encargada de salvar los cines después del covid ha sido Tenet, el filme de Nolan. Parece que lo está logrando, en una sola semana ha recaudado 53 millones (de los 200 que costó su producción). Se suman muchos elementos para que sea el mejor éxito del año en la mayoría de los países (Reino Unido, Francia, Corea del Sur…). Primero, no ha habido demasiados estrenos en 2020. Segundo, la gente tiene ganas de volver a hacer vida normal. Tercero, pocos hemos olvidado la locura que fueron Origen o Interstellar en su día, y Tenet prometía una aventura cinematográfica similar.

Esta vez, en lo que se basa la película es el Demonio de Maxwell, una paradoja de la física sobre el tiempo. Es una idea complicada y retorcida (de hecho, si no la pillas al vuelo la película te dejará bastante what the fuck) pero, bien explicada, puede entenderse con cierta facilidad. Eso sí: cuidado con leerla o no habrá la magia cinéfila de descubrir tú mismx en qué consiste esta paradoja.

“Casi al inicio de Tenet una científica nos explica […] que los humanos han desarrollado un invento que les hace capaces de desactivar la segunda ley de la termodinámica a su criterio tanto sobre sí mismos como sobre otros objetos tipo pistolas. Esta segunda ley dicta que la cantidad de la entropía en el universo tiende a incrementarse con el tiempo, y en el filme tiene una aplicación práctica por la cual, al romper esta ley, parece que las cosas marchan para atrás”, explica Xataka.

Pero en esta descripción hay palabras complicadas. Entropía, leyes de la termodinámica, tiempo… ¿Qué es todo esto? La entropía es “el desorden y la aletoriedad”, siempre presente en el universo y que siempre está en aumento (o se mantiene, pero nunca se reduce). “Esto es así porque cada vez que un objeto interactúa con otro aumenta la energía que se genera, y es por culpa de las partículas subatómicas, que tienen la afición de volverse más desorganizadas a cada paso”, añade el artículo con un vídeo mucho más completo sobre este complejo fenómeno.

'Tenet' (2020)

Esto es difícil, sí, pero se podría resumir, más o menos, que a medida que el tiempo pasa, hay más entropía, y todo está más desordenado (un desorden en el sentido que todas las moléculas se entremezclan con todas. Un desorden donde todo está revuelto y en constante contacto). Por lo tanto, no podemos cambiar la dirección en la que discurren las cosas porque la entropía las lleva “a un desorden indeterminado”. Entendido esto, se puede entender la premisa de Nolan para escribir Tenet: “si fabricamos una máquina que evita que la entropía aumente, alteraremos la flecha del tiempo”.

Para hablar de la entropía, Nolan se basa en el experimento del físico escocés James Clerk Maxwell (que te ayudará un poco más a entender todo esto). Su teoría se basa en que tienes dos cámaras imaginarias llenas de gas, ambas separadas la una de la otra pero con una trampilla por la que pueden pasar moléculas. En ambas tienes gases rojos y azules. “Si dejas que pase el tiempo, y siguiendo la ley de la termodinámica, ambos gases se mezclarán dentro de sus respectivas cámaras, la temperatura se unificará, las moléculas estarán en un mundo más 'desordenado' y se habrá generado más entropía”, añade.

Sin embargo, aquí es donde entra la paradoja. Si existiera “el Demonio de Maxwell”, una criatura con poderes capaz de detectar las moléculas de los gases y separar en una los azules y en la otra los rojos, tendrías dos cámaras y cada una con gases a distintas temperaturas (roja caliente, azul fría). Por lo tanto, el mundo estaría más ordenado: la segunda ley de la termodinámica quedaría refutada. En Tenet, el objeto de esta científica haría el papel de este diablillo. Y por eso son capaces de revertir el tiempo, pero sin dar saltos temporales ni creando mundos paralelos. Lo que hacen es “caminar hacia atrás”, “pero con respiradores de oxígeno para que las moléculas de su sistema respiratorio no pierdan entropía y estallen sus venas o pulmones o cualquier otra cosa”.

'Tenet' (2020) | Xataka

De hecho, esto lo representa Tenet con los juegos de luces: color rojo cuando es el tiempo corriente y colores azules cuando están en el tiempo invertido. Por supuesto, es ciencia ficción y en la vida real sería imposible un objeto así: al fin y al cabo, esta teoría es una paradoja porque ese “demonio”, si se rige por las leyes de nuestro universo, seguiría consumiendo energía que derivaría en entropía. En fin, una explicación científica compleja que no quita mérito a la locura científico-temporal de Tenet y que seguro que te han entrado ganas de ver.