Las 4 películas que deberías ver para empezar bien el otoño

Es una época del año particularmente emocional. Sácale provecho con buenas historias

La manera en la que se ha desarrollado tu vida todos estos años es diferente a la de las demás. En consecuencia, el otoño te transmitirá unas sensaciones únicas que nadie más puede conocer. Y que probablemente ni puedas expresar del todo. Lo que sí es cierto es que esta estación tiene algo especial que nos pone a todxs de lo más bohemixs. Dan ganas de escuchar canciones melódicas. Dan ganas de hacer cosas artísticas como dibujar, pintar o escribir. Y dan ganas de enamorarse. Eso es relativamente universal. Por eso sabemos que estas películas pueden hacerte entrar en el mood otoñal con una intensidad especial. Apunta:

El club de los poetas muertos

Son tres los motivos por los que El club de los poetas muertos, dirigida por Peter Weir en 1989, es una propuesta estupenda para estas fechas. En primer lugar, su contexto, porque está enmarcada en el otoño estadounidense. En segundo lugar, su mensaje, que muestra un inconformismo radical ante la vida dada y defiende una búsqueda de los sueños propios, algo muy vinculado con el otoño y la sensación de reinicio que trae consigo. Y en tercer lugar, para disfrutar una vez más de Robin Williams. Jamás es un mal momento para ello.

500 días juntos

Las matemáticas no fallan: puesto que la historia contada por Marc Webb recorre 500 días, inevitablemente se pasa en algún momento por el otoño. Pero esa no es la principal razón de que la estemos incluyendo aquí. Es más bien el rollito. Al fin y al cabo, los meses de octubre, noviembre y diciembre son meses para reconciliarse con el fresco, la lluvia, la mantita y sí, para muchas personas, las ganas de quedarse abrazadas a alguien con quien han logrado conectar. Es humano. Es natural. Es legítimo. Ten tu dosis de comedia romántica.

Días de lluvia en Nueva York

¿Pero por qué solo una dosis? ¿Por qué no ser honestx contigo mismx y aceptar que tienes muchas ganas de empaparte de historias de amor que te conmuevan? Aquí tienes una segunda dosis. Dirigida por el incombustible Woody Allen, cuenta la historia de una pareja universitaria que realiza una escapada a Nueva York rodeada de lluvia. Y no solo literal. Sobre todo metafórica, pues comienzan a darse circunstancias de lo más confusas que ponen en peligro la armonía y la estabilidad de la relación.

Big Fish 

Pocas películas tienen tanta magia como Big Fish, una de las obras más queridas de Tim Burton. Y el otoño tiene precisamente esa magia incorporada. Es la temporada de los nuevos proyectos. Es la temporada de las nuevas ilusiones. Es la temporada en la que quieres creer que todo es posible. Historias tan optimistas como esta potencian esas sensaciones y te sumergen en un ánimo muy esperanzador. Y eso no viene nada mal en unos tiempos en los que inflación, recesión y crisis suenan tan a menudo. Disfruta