Irte de acampada y con una sola mochila es posible si sigues estos pasos

Un plan low cost y que da mucho juego es el de irse de acampada, te damos algunos tips para que tu experiencia sea la mejor 

El verano es una buena época para irse de acampada y, a la vez, conseguir tener unas vacaciones al aire libre y económicas. Si aún no tienes nada planeado, una buena opción puede ser coger la tienda de campaña y tu saco de dormir para irte de acampada; ya sea en la montaña o cerca de la playa (siempre que esté autorizado). Más que decidir a dónde vas, probablemente lo más complicado sea la hora de hacer la mochila: qué me llevo y qué no. Te damos cinco tips para irte de acampada:

Deja en casa los “por si a caso”

Es importante que hagamos la mochila con lo justo y necesario. Sobre todo porque tendremos que cargar con ella y si la llenamos de cosas “por si a caso” va a pesar mucho más de lo que debería. A la hora de elegir qué te llevas ten en cuenta cuántos días estarás acampadx y si tienes la opción de lavar la ropa en algún camping cercano. Esto te dará margen para no tener que cargar con tantas prendas.

Ropa de abrigo

Aunque te vayas de acampada en pleno agosto, llévate una chaqueta por si refresca. Haz caso a tu madre. Cuando te despiertes en medio de la noche porque está haciendo frío, lo agradecerás. 

Practicidad antes que estilo

Llévate unos zapatos adecuados. Nada de llevarte esas sandalias tan cuquis, pero que a las dos horas de caminar te han hecho una ampolla en el pie que te deja sin caminar el resto de vacaciones. Lo ideal puede ser llevar unos zapatos de montaña y también unos que sirvan para caminar por el río o las rocas del mar. 

Que no se te haga de noche

Infórmate bien del lugar al que vas a acampar y asegúrate de tenerlo bien apuntado en un mapa, así como conocer si alrededor tienes lugares de interés como puede ser un supermercado, una gasolinera o un pueblo. También inspecciona el lugar para asegurarte de que no acampas sobre un nido de hormigas o similares. Intenta llegar de día, cuando aún no haya caído el atardecer porque tienes que tener tiempo suficiente para montar la tienda e instalarte. 

Botiquín

Llévate un mini botiquín de primeros auxilios, por si te caes o te cortas y tienes que desinfectarte las heridas. Basta que lleves jabón neutro para lavarlas, iodo (el típico topionic), tiritas y unas gasas. Y asegúrate de llevar agua embotellada, no solo para beber, sino también para poder limpiarte correctamente la herida.