Ha Conquistado El Miedo Haciendo Las Mayores Locuras Sobre Un Par De Esquís

No mires demasiado alto. Confórmate con un trabajo estable. No tengas muchas esperanzas. No te líes la vida con expectativas demasiado difíciles. Buf… Frases recurrentes de personas que no son capaces de luchar por sus sueños. Y claro que es complicado pero, a veces, funciona. Que se lo digan a David Wise, un chaval de 25 años que ya es uno de los esquiadores de estilo libre más importantes del mundo.

Todos dicen de él que es una buenísima persona y un cachondo que está muy lejos de comportarse como la típica estrellita insoportable, como un rockstar de la vida. David tiene la suerte de ganarse la vida haciendo lo más le gusta porque nunca apartó de su cabeza el sueño de convertirse en un grande del esquí.

david wise

“Me enamoré de conquistar el miedo siendo todavía pequeño”. Su voz es franca y clara, porque habla con la seguridad que te da el no arrugarte ante ninguna situación complicada. “Me di cuenta de que el miedo siempre va a estar ahí, no importa que sea a relacionarte con otros chavales o a volar a 10 metros del suelo en un salto libre”, cuenta David. Y explica también que empezó a esquiar porque era un niño muy tímido: “de alguna forma, encontré mi personalidad subido a los esquís. No tenía que hablar con nadie, sólo tenía que dejar que el esquí hablase por mí”.

La carrera de Wise, a pesar de su juventud, está ya repleta de títulos. El más importante, el Oro Olímpico en los últimos Juegos de Invierno de Sochi en 2014. Y lo mejor es que todo lo hace como si fuera lo más natural del mundo, quitándole importancia. Dice David que “el coraje no es la ausencia de miedo, sino su dominio”.

También se ríe de la gente que le mira mal por no ir de estrella. “Durante mi carrera, he levantado mucho odio por ser diferente, por ser como soy, pero creo que no estás obligado a ser como la sociedad quiere sino que debes vivir como te apetezca, como te sientas cómodo”. David lleva una vida que, para los años que tiene, podría ser calificada de ‘singular’. Es católico practicante, está casado y tiene ya dos hijos, Nayeli y Malachi.

David acaba de participar, de la mano de Monster Energy, en el Nine Knights en Watles, (Venosta, Italia), una de las competiciones de freeski más importantes del mundo, organizada por Nico Zacek, otro grande de la nieve que también tiene mucho que enseñar. ¿Su lema? Si hay algo que te encanta, persíguelo: “yo he tenido la suerte de dedicarme a lo que me gusta y no creo que haya sido por tener un talento extremo, sino por trabajar muy duro desde el principio”, asegura Zacek. Y dice también que prefiere no pensar en qué consejo se daría a si mismo hace 5 años: “me alegro de no haber sabido lo que sé hoy porque me hubiera estresado. La ignorancia a veces es una ventaja”.

© Klaus Polzer / Suzuki Nine Knights

David Wise y Nico Zacek, dos ejemplos mileniales de que hay que vivir la vida sin arrepentirse, aprendiendo de los errores y mirando siempre hacia adelante. Teniendo claros cuáles son nuestros sueños y sin desesperarse si el camino hasta ellos es largo y complicado. Pensando que llegar a la meta será suficiente recompensa y hará que el éxito deje, todavía si cabe, mejor sabor de boca.