Conoce A La Selección De Samoa Americana, El Peor Equipo Del Mundo

31-0. Este fue el resultado que se registró el 11 de abril de 2001 en el partido que enfrentó a las selecciones Australia y Samoa Americana. Es, hasta el momento, la mayor paliza de la historia del fútbol.

La protagonista de nuestra historia, Samoa Americana, es, oficialmente, un territorio no incorporado de Estados Unidos situado en el pacífico sur. Es un enclave paradisíaco habitado por apenas 60.000 personas. La agricultura y la pesca son los motores de una economía muy precaria, circunstancia que obliga a muchos jóvenes a alistarse en el ejército americano para poder prosperar. Quienes pueden, emigran en busca de un futuro mejor.

Ninguna de estas características es la que hace famosa a Samoa Americana. Es su selección de fútbol, conocida por ser la peor del mundo. Hasta hace poco ocupaba la última posición en la clasificación de la FIFA y nunca había conseguido una victoria en partido oficial. La integran unos valientes y voluntariosos futbolistas no profesionales que intentan lavar la imagen que dio la vuelta al mundo. Aquella derrota frente Australia es un estigma para el país, el equipo y especialmente para una persona en concreto: Nicky Salapu, su guardameta y posiblemente su mejor jugador.

La historia de este equipo maldito (una auténtica calamidad desde el punto de vista futbolístico, táctico, físico…) está magistralmente narrada en el documental “El peor equipo del mundo” (2011), que repasa las horas más bajas de esta selección y cómo intenta remontar el vuelo intentado olvidar aquella afrenta de hace más de 10 años. A través de los testimonios de los jugadores, de los entrenadores y de los técnicos de la federación, el documental se introduce en la vida del equipo semanas antes de disputar los partidos de clasificación para el Mundial de 2014 ante Tonga, Islas Cook y Samoa.

Al equipo vuelve para la ocasión Nicky Salapu, ya retirado, que decide regresar a la portería para conseguir su primera victoria con Samoa Americana y enterrar definitivamente el fantasma del 31-0 que le perseguía desde hacía 10 años. Nicky es el auténtico líder del equipo y un héroe para los samoanos.

Thomas Rongen es parte esencial para entender la historia. Este entrenador holandés exigente, gritón y con un sentido del humor especial aterrizó en la pequeña isla para cambiar el rumbo de una selección perdedora. No revelaremos aquí si lo consiguió, pero vale la pena reparar en su figura fundamental.

Otra de las particularidades del equipo se llama Johnny Saelua, también conocido como Jaiyah. Él/ella es fa’afafine, es decir, un hombre con maneras femeninas y educado así por sus familias. En Samoa, un país absolutamente religioso y tolerante, está más que aceptado. Sus compañeros la tratan como a uno más y ella lo da todo en el campo.

En fin, la historia de la selección de Samoa Americana es una historia de derrota, amistad, compañerismo, superación y, por qué no decirlo, también de victoria. Ved el documental.