5 increíbles sitios para refrescarte sin salir de Barcelona

Ya no puedes más con el calor y, por eso, te hemos hecho una selección de los mejores hoteles con piscina en Barcelona para que vayas y te refresques

El calor de este verano es bastante insoportable, principalmente para aquellxs que no tienen la suerte de veranear en el pueblo, o en algún sitio donde estar más frescx y remojarse de vez en cuando, y se tienen que quedar en la ciudad. Si, concretamente, te tienes que quedar a Barcelona, el periódico Ara nos hace unas cuántas recomendaciones que nosotros resumimos en este artículo con los mejores sitios para remojarte sin salir de la ciudad:

1. The Top

La terraza del Hotel Gallery, que se encuentra en medio del Eixample, justo en la calle Rosselló, abre solo en agosto y se puede utilizar su piscina si se consume alguno de sus servicios de coctelería o restauración. Además, para acompañar el chapuzón, hay música en directo.

2. Con vistas al Poblenou

En uno de los barrios más de moda de Barcelona, Poblenou, está el Hotel Melià Barcelona Sky, que tiene una terraza con piscina desde donde se ve el mar y la montaña. Los viernes y los sábados hacen barbacoa y hay servicio de nail bar, es decir, que también puedes aprovechar para hacerte las uñas.

3. El mítico Hotel Palace

Encima del mítico hotel de lujo Palace, está la piscina y el spa. Hay hamacas y te ofrecen todo tipo de masajes, así como una buena copa de cava. Eso sí, para poder entrar y disfrutar de todos estos lujos, sí que tienes que dejarte un buen dineral.

4. Termas antiguas

En el centro del casco antiguo de Barcelona, cerca del famoso mercado del Born, se encuentra el Aire Ancient Baths, un complejo que preserva la cultura de las termas antiguas y ofrece una experiencia de relajación máxima, que puede culminar con un buen masaje.

5. Más allá de las piscinas

Aparte de las piscinas, hay otras formas de evitar por un rato el insoportable calor de la ciudad. Por ejemplo, el Icebarcelona. Es un bar de hielo donde, por supuesto, no hace falta ir con bañador y toalla para refrescarte, más bien lo contrario: tienes que ir con chaqueta, guantes y botas, y sólo puedes tomar cócteles fríos. Hay diferentes salas, pero destaca una que está decorada con esculturas de hielo que están talladas a mano.

6. Otras formas (más baratas) de escapar del calor

Somos conscientes de que la mayoría de sitios que hemos recomendado son un poco caros, pero también sabemos que hay otros sitios más baratos y también fáciles de localizar en Barcelona, como son las piscinas municipales y las playas. Además, también nos podemos refugiar del calor (y, ya de paso, culturizarnos un poco) en los museos, los cines, los teatros o las bibliotecas.