Los cinco mejores bocatas de Barcelona para darte un buen almuerzo

A pesar de su humildad, el bocadillo puede ser una de las creaciones culinarias más deliciosas que hay

No hay nada más placentero que un buen bocata. Y no, no estamos hablando del bocata de jamón y queso que tu madre te preparaba para ir al insti. Que ojo, ese también estaba muy bueno. Hablamos de la oda al bocadillo, elevándolo a una experiencia gastronómica digna de la alta cocina. Porque a veces lo más sencillo es lo más bueno y lo sabemos. Por eso, si eres fan de los bocatas o bien quieres darles una segunda oportunidad, hemos recopilado los cinco mejores sitios donde comerlos en Barcelona. 

Bodega Montferry

Un mítico del barrio de Sants. La bodega Montferry es conocida por la originalidad de sus bocadillos, donde combina todo tipo de ingredientes. Cada día reinventan lo que significa el concepto de bocata, a veces incluso llegan a límites insospechados dónde te acabas replanteando si el bocadillo va a estar bueno. Pero amigx, sí que está bueno. 

Las propuestas pueden ir desde un bocadillo de atún en escabeche, pepinillos agridulces y mayonesa de wasabi, a otro de chorizo ahumado con pimientos verdes. También tienen opciones vegetarianas y si no, echadle un ojo a sus tortillas, porque también se merecen entrar en un ranking de las mejores tortillas de la ciudad. La ubicación actual es en Violant de Hongria, pero solo hasta el 22 de julio. Los propietarios del edificio han decidido no renovar el contrato de alquiler para construir pisos. Así que a partir de entonces lxs podréis encontrar en el Passatge Serra i Arola número 13. 

Savta 

El Savta se sitúa en el Carrer Tallers del Raval, justo tocando a plaza Universitat. Se trata de un local pequeñito y con terraza pero con una gran variedad de bocadillos. Destaca sobre todo el pan que utilizan y las combinaciones, dónde hay una gran variedad de opciones veganas y vegetarianas. Y no, el bocata vegano no solo es una ensalada, sino que lleva carne vegana, como el de sleazy o el de pollo. 

Sants Es Crema

No lo diremos nosotrxs, lo dicen los hechos: en Sants se comen los mejores bocatas. Otro de los imperdibles de Barcelona se sitúa en el Carrer Comte de Bell-Lloc. La estrella del local es el bocadillo de papada de cerdo. Entre dos rebanadas de pan artesano tipo focaccia, se combina la papada de cerdo (obvio), achiote y la lechuga. 

Entrepanes Díaz 

Comer un bocadillo de calamares en Barcelona. ¿Por qué no? Aquí es donde podréis degustar esta joyita típica madrileña sin iros al centro de la península. Pero os estaríamos engañando si dijéramos que Entrepans Díaz, ubicado en un chanfla entre Paul Claris y la Diagonal, solo destaca por este bocata. La carta es bastante larga, y si no os acaba de convencer ninguno (dudamos que eso pase) siempre podéis recurrir a las tapas. 

La Porca

Situado en el Poble-sec, La Porca nació como un lugar de hamburguesas y bocadillos. Así que ya os podéis imaginar la experiencia que tienen en preparar estos platos, de hecho usan ingredientes de primera calidad para crear obras de arte culinarias como el bocata de porchetta: cerdo deshuesado y asado a baja temperatura durante cuatro horas con cebolla marinada con lima, pesto rojo de cacahuetes y mayonesa de tomate seco. Todo ello dentro de un pan de coca bien crujiente.