El Challenge Que Pretendía Ser Sexy Y Se Ha Vuelto De Lo Más Raro Y Absurdo

Nadie puede negar el poder seductor de unos pantalones de chándal bien llevados. El #GraySweatpantsChallenge empezó hace unos días con unos cuantos chicos exhibiéndose con esta prenda en las redes sociales, pero a estas alturas se les queda pequeño... el pantalón.

No todos los portadores de un chándal gris ('gray sweatpants') tienen los mismos atributos en cuanto a tamaño, así que cabe la posibilidad de que más de uno, para tomarse una foto destinada a las redes sociales, decida meterse algo de relleno.

Este usuario de Twitter bromea con un "Dirán que es una botella de agua, pero dejemos que rabien"

Lo que no se preveía era que Twitter se viera inmerso en un tsunami de parodias variopintas, de a ver quién la tiene más grande.

Los usuarios han colgado sus versiones de la exageración genital online, insertándose todo tipo de objetos. A este no lo dejarán plantado...

Y a él no se le puede culpar por no usar la aspiradora.

Tócala otra vez, Sam.

Y es que, como dicen los comentarios irónicos que acompañan estas publicaciones, la gente es muy envidiosa, ¿cómo van a pensar que lo que lleva este chico en sus pantalones es un trombón?

Este ha aceptado el reto, pero no va a conseguir ligar con las más animalistas...

Incluso ellas se han animado con este challenge que, pese a ser de lo más absurdo, se ríe del postureo y nos ha regalado una buena dosis de risa.

Aunque claro, siempre se le puede dar una vuelta de tuerca al tema...